Programa para la Educación Ambiental

Equipo de Tierra XXI

Directora Ejecutiva y Autora:
Lic. Susana Miglioli

Relaciones Humanas, organizadora de encuentros científicos, educativos y culturales


PROGRAMA PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL


Patricia Julia Folgarait
Mariana González Bonorino
Julia Higa de Landoni


12 de Junio de 1992

ÍNDICE TEMÁTICO

Introducción General

  • ¿Qué es el medio ambiente?
  • Los recursos naturales

Introducción a la sección de Biología y Ecología

  • ¿Por qué estudiar conceptos básicos de Biología?
  • ¿Por qué estudiar conceptos básicos de Ecología?

Biología

  • Niveles de organización
  • Fotosíntesis y Respiración celular
  • Reproducción

Ecología

  • Estructura y funcionamiento del ecosistema
  • Productividad
  • Niveles tróficos
  • Ciclos de la materia
  • Sucesión ecológica
  • Capacidad de carga
  • Las ciudades

El uso y el abuso del ambiente

¿Qué es un problema ambiental?

Problemas ambientales planetarios

  • El calentamiento global
  • La destrucción de la capa de ozono
  • La lluvia ácida

Las regiones ambientales argentinas

  • Algunos problemas ambientales argentinos
  • El proceso de desertización en la Patagonia
  • Las inundaciones en la cuenca del Paraná-Uruguay-Plata
  • El problema de la basura urbana

TIERRA XXI: PROGRAMA PARA LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

INTRODUCCIÓN

La conciencia ambiental debería ser parte de todos nosotros, niños, jóvenes y adultos. Sin embargo, el estudio del medio ambiente ha comenzado muy recientemente y el interés parecería ser dominio de unos pocos, ya sean investigadores o grupos "verdes oconservacionistas". Es por ello que debemos comenzar en las escuelas a educar acerca del medio ambiente para que los adultos del mañana tengan criterio y conciencia de los distintos tipos de interacciones que se pueden tener con la naturaleza.

Tierra XXI propone como mecanismo la educación ambiental, un proceso en el que la herramienta más contundente -por sus resultado a largo plazo- está orientado a generar una conciencia ambiental en el individuo. Y a través de la
conductas individuales aspira a integrarlas en un futuro hacia una acción colectiva en una actitud de coparticipación y coevolución de la humanidad con la naturaleza.

Desde los medios de comunicación masivos -orales, escritos o audiovisuales- hemos empezado a vernos invadidos por una nutrida información relativa a los problemas ambientales que, de distinta manera nos muestran el estado actual en que se encuentran algunos aspectos de la naturaleza y de la vida del hombre. Desde comunidades animales en extinción hasta la desaparición de masas boscosas, pasando por la pobreza y las calamidades naturales que afectan a alguna parte de la sociedad, nos enfrentamos con una innumerable gama de alteraciones que sufren distintos componentes de la naturaleza. Usualmente las recibimos desde lejanos puntos del planeta o del país, y otras veces las vivimos directamente, cuando por ejemplo se inunda el barrio en que está nuestra casa.

Esta avalancha informativa sobre los problemas ambientales que afectan a nuestro planeta, nuestro país, a nuestra ciudad, a nuestro barrio y, en definitiva, a nosotros mismos que somos habitantes de estos espacios no es casual.

La amenaza de las alteraciones ambientales profundas e irreversibles ocasionadas y sufridas por la sociedad han sido el disparador para que en los dfstintos niveles jurisdiccionales y desde los ámbitos de poder a escala mundial, nacional y local se accionen diferentes mecanismos con el fin de salvaguardar para el presente y el futuro la calidad necesaria para la vida de la sociedad sobre la Tierra.

Los efectos que sufrimos ahora son una señal de alerta. Es el momento de reorientar esa primera procupación hacia la acción convirtiéndonos cada uno de nosotros en mecanismos activos individuales de control y resgaardo del ambiente. Para esto debemos tener claro qué es aquello que estamos defendiendo para poder actuar enconsecuencia. Para eso elaboramos este cuadernillo.

¿QUÉ ES EL MEDIO AMBIENTE?

Si bien los estudios del medio ambiente han surgido como una natural consecuencia del nacimiento de la ecología -y en particular de la ecología humana- "medio ambiente" y "ecología" no son sinónimos. La ECOLOGÍA es una ciencia que se dedica al estudio de los organismos vivos en interacción con su medio (siendo medio el lugar físico, otros organismos, el clima, todo aquello con lo cual los organismos bajo estudio interaccionan). Por otro lado, el MEDIO AMBIENTE surge como un resultado de las interacciones entre las sociedades humanas y la naturaleza. Por lo tanto, éstas interacciones no sólo incluyen el estudio de las relaciones ecológicas sino también de las económico-sociales.

Mucho se habla y se lee sobre el medio ambiente. Pero pocas veces se comprende en forma íntegra que´es lo que está incluido en este concepto. Se sabe con certeza que incluye a los elementos de la naturaleza. es cierto pero insuficiente ya que es un concepto más abarcativo porque también incluye al Hombre, es decir a la sociedad que hace uso de los distintos componentes que le ofrece su entorno. Algunos los toma directamente -aire, agua, energía solar, etc-, y a otros los transforma para después reutilizarlos -hierro, acero, chatarra, entro muchos otros.

Es decir, que el medio ambiente queda definido a partir de las múltiples relaciones que una sociedad entabla con los distintos componentes de su entorno. Un cúmulo de relaciones que tienen que ver, por un lado, con la organización y modo de vida de esa sociedad (su estructura económico-social) y con el marco jurídico-institucional que regula la vida sobre un territorio; y por otro, con lo que le ofrece la naturaleza a esa sociedad y que condiciona su actividad.

Tal es el caso del Alto Valle del Río Negro, hoy una región intensamente ocupada pro la sociedad sobre la base de la explotación intensiva de las tierras regadas por las aguas del curso fluvial para la puesta en producción de frutales y hortalizas. El proceso de ocupación fue acompañado con posterioridad por un proceso de transformación en el lugar y de un proceso de urbanización, que da lugar a las densidades de población más elevadas de la Patagonia. La aplicación de riego en estas tierras fue el factor desencadenante para la transformación de un ambiente limitado por la escasez de agua. Hoy, el ambiente es distinto al original pero presenta también otros condicionantes, producto de la nueva situación que genera la expansión urbana, como la descarga de desechos y la salinización de los suelos por el riego.

Los componentes del medio ambinete -los biológicos, físicos, económicos, sociales y culturales- condicionarán en su interacción el mejoramiento o deterioro del mismo. El análisis del medio ambiente debe ser integrador y su estudio apuntar a mejorar la calidad de vida humana. A su vez, la calidad de vida depende del justo balance que resulta de la interacción de los componentes que definen el medio ambiente. Por lo tanto, no se pueden priorizar o sólo considerar unos sin que ello resulte en detrimento de los otros. Explotar un determinado sistema ecológico al máximo priorizando razones económicas, seguramente irá en detrimento de los componentes físicos y biológicos, que a largo plazo afectarán al componente que en principio se quería maximizar. Hoy en día se conocen múltiples ejemplos que demuestran ésto y que analizaremos en detalle a lo largo de este cuadernillo.

En síntesis, el medio ambiente es un producto de la acción del Hombre sobre la naturaleza, que actúa como un sistema: donde sus integrantes naturales y sociales conforman una conjunto dinámico y abierto.

LOS RECURSOS NATURALES

Hemos hablado de los componentes naturales del medio ambiente. Estos son infinitos si tenemos en cuenta qse dentro de la naturaleza consideramos a aquellos que conforman los reinos animal, vegetal y mineral. O dicho en otros términos, los seres vivos -bióticos- y los seres no vivos -abióticos- Pero... ¿todos ellos son recursos?

Los RECURSOS NATURALES son aquellos componentess de la biósfera (sistemas naturales), de la litósfera (del subsuelo), de la hidrósfera (agua) o de la atmósfera (aire) que el hombre utiliza para satisfacer sus necesidades.

Si comparamos nuestra vida diaria con la vida de algún hombre de la Edad de Piedra nos daremos cuenta de que en la actualidad hacemos uso de una mayor cantidad de elementos de la naturaleza para vivir de los que él usaba en su momento. Esta variedad es posible porque a lo largo de miles de años el hombre ha desarrollado distintos tipos de tecnología -,máquinas, cocinas, técnicas de construcción, etc.- para cubrir necesidades de su vida que surgen a partir de las relaciones con los demás y de las relaciones con la naturaleza Esto le ha permitido al hombre, en consecuencia, aprovechar para su propio beneficio elementos que estaban en su entorno y que si antes eran una limitante para su vida hoy se convierten en recursos. Es decir, que un recurso es tal cuando una sociedad le da un uso determinado, o sea cuando un elemento se valoriza en función de su uso. El petróleo sólo se convirtió en recurso cuando existió la tecnología adecuada para usarlo con el motor de combustión.

En forma clásica , los recursos se dividen en RENOVABLES y NO-RENOVABLES. Los primeros son aquellos que se pueden regenerar o reciclar (animales, plantas, hongos, agua, muchos compuestos inorgánicos, aire), mientras que los segundos son aquellos para los cuales no existen mecanismos de renovación o que actúan en tiempos tan largos que resultan de todos modos inaccesibles para el uso humano (rocas, petróleo).

Sin embargo, existen muchos casos que no se ajustan a esta clásica distinción. Algunos recursos parecen ser renovables, pero... ¿es un recurso renovable una especie una especie animal o vegetal que está al borde la extinción? Otros recursos cambian su condición; ¿es el ozono un recurso renovable actualmente, cuando sus condiciones de generación natural han sido alteradas, o un suelo uqe ha sido utilizado hasta el punto de total infertilidad y salinización y que su recuperación implicaría una inversión onerosísima y poco práctica?

El hombre depende para su subsistencia y mejoramiento de calidad de vida de los recursos, y éstos peuden ser fluctuantes, impredecibles, desaparecer, dejar de ser útiles o aparecer como tales. Integrando conceptos, el medio ambiente se convierte en el resultado de la interacción de las sociedades con sus recursos. Estas peuden hacer un uso racional de los mismos (como sucedía con las culturas incaicas) o abusar de ellos. El uso irracional de los recursos es un boomerang sobre las sociedades que los utilizan. Aprender a manejar -o a usar racionalmente- los recursos, optimizando su utilización a corto y largo plazo, no es una postura "verde" o "conservacionista", sino una garantía para la mejora o, auqne sea, el mantenimiento de la calidad de vida humana.

Es así como la ecología se impone como una herramienta fundamental integradora, que puede pautar alternatvias de uso de los recursos de un sistema para su aprovechamiento óptimo y no deteriorante. El estudio de las interrelaciones otorga no sólo una visión global del sistema, sino que permite detectar variables claves para el mantenimiento del mismo (que el estudio de sus partes por separado no permitiría). El estuido de los recursos a los que nos referimos, por ser naturales, (requieran o no la mano de obra humana para su utilización) se encuentra en el dominio de la ecología. La ecología, por ejemplo, puede contestarnos preguntas como las que se formulan a continuación. ¿Dónde se puede plantar qué cosa en qué momento para obtener cuánta producción en qué lapso de tiempo que dará de comer a cuánta gente? ¿Qué fracción de selvas habría que preservar para el mantenimiento del clima mundial y la biodiversidad genética? ¿Cuántos peces se pueden pescar, dónde y cuándo para poder extraerlos en forma sostenida a lo largo del tiempo? ¿Cuáles son los elementos contaminantes que alteran el funcionamiento de los recursos afectando al hombre económicamente y también a su salud y la del planeta?

Pero el estudio de los recursos que ofrece la ecología es incompleto cuando no se analizan las razones que llevan a una cierta modalidad de uso de los recursos, con ciertas tecnologías que responden a un determinada organización política y económica. La ecología aislada proporciona una parte importantísima del conocimiento de los sistemas ecológicos, pero que son sólo un subsistema dentro del nivel integrador superior que es el medio ambiente. Sería incompleto saber las razones ecológicas por las cuales ya no se puede explotar más un sistema si no se analizan las razones sociopolíticas y económicas que llevaron a esa sociedad o grupo a adoptar conciente o inconcientemente ese comportamiento deteriorante.

Con las conquistas de tierras "de nadie" y con las revoluciones agrícolas e industriales, el hombre se ha caracterizado por su conducta deteriorante del medio ambiente. Hoy se encuentra pagando las consecuencias: contaminación, transformación acelerada de recursos renovables en no-renovables, cada vez menos áreas disponibles para continuar con sus actitudes deteriorantes, mayores insumos costosísimos para poder obtener la cuarta parte de lo que que los sustemas producían en el pasado, inmensas cantidades de residuos no degradables que no se sabe dónde colocar o qué hacer con ellos, etc. Sólo el estudio de los factores ecológicos, económicos y sociales en forma integrada permitirá indicar el nuevo rumbo a tomar y la estrategia a seguir para el beneficio de cada sociedad y la humanidad como un todo. La prescripción de tecnologías nuevas que sirvan como anternativas adecuadas para el lugar son el único camino a seguir por una sociedad madura que aprende de los errores y le interesa el futuro de la humanidad.

Patricia Folgarait y Mariana González Bonorino      

INTRODUCCIÓN A LA SECCIÓN DE BIOLÓGICA Y ECOLOGÍA

Las sociedades interaccionan con la naturaleza en una intricada trama de recíprocas interrelaciones, como ya fue señalado. Si bien entender esas relaciones -y la manera negativa en que los seres humanos afectamos al medio ambiente- requiere un enfoque multidisciplinario, es posible comenzar a comprender este complejo mundo a partir de dos variables básicas: las biolígicas y las ecológicas.

¿POR QUÉ ESTUDIAR CONCEPTOS BÁSICOS DE BIOLOGÍA?

Cada uno de los serres vivos que forman parte del medio ambiente, ya sean humanos, animales o vegetales, necesitan cumplir con ciertas funciones para mantenerse vivos. Por lo tanto, es importante saber en qué consisten estas características vitales para comprender luego cómo se ven afectadas por los problemas del medio ambiente. Por ejemplo, la lluvia ácida afecta la fotosíntesis. El efecto invernadero está intimamente relacionado con la fotosíntesis. Los gases nitrogenados obtenidos por combustión de naftas afectan la respiración. ¿Cómo entedner estos fenómenos (lluvia ácida, efecto invernadero, gases contaminantes) si no se conocen los procesos que ellos alteran (fotosíntesis, respiración)? Así se hace indispensable ofrecer una pequeña introducción de los conceptos básicos de Biología (o Ciencia que estudia la vida) para comprender mejor la problemática ambiental.

¿POR QUÉ ESTUDIAR LOS CONCEPTOS BÁSICOS DE ECOLOGÍA?

Pero también, los seres vivos se caracterizan por habitar áreas particulares e interaccionar con grupos de organismos humanos, animales y vegetales determinados, formando grupos de interacción que van más allá del individuo. Como sistemas, también poseen características de grupo que son de vital importancia para el funcionamiento del sistema como u ntodo. Es a este nivel macro (grande) donde actúan y/o dónde se perciben primero la mayoría de los problemas del medio ambiente. Por ejemplo, los terribles problemas de contaminación ambiental que posee la ciudad de México, o el efecto que tiene la tala masiva de selvas sobre las áreas de selva restantes, sobre sus comunidades indígenas, sobre las industrias dependientes de madera y sobre el clima planetario. Para entender qué es lo que el ser humano afecta (¿la selva, los indios, las industrias o el planeta?) a una escala mayor que la del individuo y en qé consisten sus consecuencias (falta de energía o uso ineficiente, degradación de suelos, efecto invernadero, agujero en la capa de ozono, lluvias ácidas) revisaremos los conceptos más importantes de Ecología (Ciencia qeu estudia la "casa" del Hombre).

BIOLOGÍA

Los compuestos que caracterizan a los seres vivos son los orgánicos. Los COMPUESTOS ORGÁNICOS constituyen la base bioquímica de la diversidad biológica existente y están conformados por cadenas de átomos de carbono, unidas a átomos de hidrógeno y a ciertos grupos de elementos (nitrógeno, azufre, fósforo, etc.) que les confieren características y propiedades particulares.

Todo ser vivo está constituído por compuestos orgánicos como los hidratos de carbono, proteínas, lípodos y ácidos nucléicos. ¿Cómo puede ser que estos compuestos aislados sean inertes, mientras que los mismos formando partes de un organismo vivo permitan la vida?

Dos características diferencian al mundo animado del inerte:

  1. el alto GRADO DE ORGANIZACIÓN de las moléculas, sus interrelaciones y el ensamble final en estructuras complejas.
  2. el alto GRADO DE COMPLEJIDAD que estas moléculas adquieren al interaccionar estructural funcionalmente entre sí.
Estas propiedades llevan a que la materia viviente pueda ABSORBER MATERIA Y ENERGÍA del medio que la rodea, TRANSFORMARLA en los materiales necesarios (aún siendo más complejos) permitiendo el crecimiento, y REPRODUCIRSE, lo que garantiza la autoperpetuación o mantenimiento de sus características, al transpasarse a los descendientes.

NIVELES DE ORGANIZACIÓN

La materia, como ya mencionamos, se organiza en distintos niveles de cada vez mayor organización, complejidad y tamaño de las unidades que los conforman. A su vez, cada nivel nuevo de organización adquiere caracteríticas propias, que lo caracteriza, y depende para su existencia del correcto funcionamiento de los niveles inferiores.

Las PARTÍCULAS SUBATÓMICAS  son las más pequeñas en que se puede descomponer la materia. Luego le siguen los ÁTOMOS  (por ejemplo hidrógeno o carbono) que se combinan dando lugar a los COMPUESTOS QUÍMICOS  que pueden ser inorgánicos, cuando están formados por pocos átomos en combinaciones distintas a las del carbono e hidrógeno (agua, cloruro de sodio o sal de mesa), u orgánicas (sacarosa o azúcar de mesa), que en el caso de la materia viva se organizan en estructuras conocidas como COMPLEJOS DE COMPUESTOS (organelas como los cloroplastos o mitocondrias). El siguiente nivel es el CELULAR, que ya tiene atributos de la vida. En este nivel podemos ubicar a los organismos unicelulares (como los paramecios o algunas bacterias o una célula muscular de un organismo multicelular). En el siguiente nivel encontramos a los TEJIDOS (por ejemplo, músculo), que constituye una agrupación de células semejantes con un origen embrionario común y que cumplen una determinada función. Los organismos pluricelulares superiores poseen especializaciones de sus tejidos reunidos en ORGANOS (como el corazón) que pueden constituir SISTEMAS DE ÓRGANOS (sistema circulatorio). Obviamente, el siguiente nivel corresponde al de INDIVIDUO.

Organismos de una misma especie (que poseen características similares y son interfértiles) que habitan un área común constituyen una POBLACIÓN (la población de mojarras que habita la laguna de Chascomús). Las poblaciones formadas por individuos de distintas especies que interaccionan entre sí y que habitan en una misma región geográfica conforman una COMUNIDAD (la comunidad de peces de la laguna, conformada por poblaciones de mojarras, viejas de agua, carpas, etc). El conjunto de comunidades que interaccionan entre sí y con el ambiente físico que las rodea forman un ECOSISTEMA (el ecosistema de la laguna con la comunidad de peces, de vegetales de orilla, de autótrofos del agua, de patos, de insectos acuáticos, etc). El conjunto de ecosistemas de la Tierra finalmente da lugar al nivel de organización más alto denominado BIOSFERA (ver Fig. 1).

FOTOSÍNTESIS Y RESPIRACIÓN CELULAR

Los seres vivos obtienen a partir del alimento la energía para cumplir con todos los procesos que les permiten estar vivos. Alimentos son los compuestos orgnánicos, por ejemplo los hidratos de carbono como la glucosa. Muy pocos organisomos, sólo los autótrofos (auto = por sí solos, trofo = alimento) pueden fabricar su propio alimento a partir de sustancias inorgánicas. la mayoría, como los animales, son heterótrofos (hetero=otros) y deben ingerir el alimento ya fabricado.

Las plantas terrestres y acuáticas, las algas y algunas bacterias pueden fabricar compuestos orgánicos a partir de los inorgánicos a través del proceso de FOTOSÍNTESIS. Este proceso transforma la energía solar -captada por las plantas- en energía química, que queda almacenada entre los enlaces de los átomos de carbono del compuesto orgánico fabricado. La energía química es un tipo de energía útil. Esto significa que TODOS los seres vivos pueden utilizarla para realizar el trabajo necesario.

Sólo los organismos autótrofos, como las plantas, pueden sintetizar los alimentos a partir de compuestos inorgánicos, los heterótrofos como el hombre sólo pueden transformar unos compuestos orgánicos en otros (por ejemplo hidratos de carbono en proteínas). El proceso fotosintético produce un hidrato de carbono llamado glucosa y libera oxígeno a partir de la incorporación de dióxido de carbono, agua y energía lumínica.

dióxido de carbono + agua --------luz-------> glucosa + oxígeno

Una vez obtenido el alimento (por fabricación del mismo como los autótrofos, o por ingesta como el resto de los seres vivos), ¿cómo se obtiene la energía?

Todas las células de los organismos vivientes respiran. Esta respiración no es la vulgarmente conocida como tal, que en realidad es la ventilación e implica la incorporación y eliminación de aire por las vías respiratorias (como nariz, laringe, tráquea y pulmones en el hombre). El proceso de respiración aquí referido es la RESPIRACIÓN CELULAR que es un proceso de degradación o ruptura, donde el alimento es dividido en presencia de oxígeno hasta obtener dióxido de carbono y agua, más la disipación de calor. Al separar la cadena de carbono del alimento, la energía química se libera y se almacena temporariamente en compuestos fosfatados, que pueden viajar por todo el individuo llevando energía hacia donde haga falta.

glucosa + oxígeno -----> dióxido de carbono + agua + ENERGÍA QUÍMICA

Todos los seres vivos respiran, ya sean autótrofos o heterótrofos, y que necesitan de la energía químa para cumplir con las funciones que les permiten estar vivos.

REPRODUCCIÓN

Como mencionáramos al principio, además de incorporar materia y energía y transformarla, los seres vivos se caracterizan y diferencian de la materia inanimada por la reproducción. La REPRODUCCIÓN puede ser ASEXUAL o SEXUAL.

Todas las características de organismo se acumulan en los genes que se encuentran en sus células. Si los genes se copian en forma idéntica y con la participación de un sólo individuo hablamos de reproducción asexual (como en algunas bacterias o ciertos "gusanos" intestinales que parasitan al hombre o los estolones de las plantas, equivalentes naturales de los gajos). En el caso de la reproducción sexual, se requiere de la participación de dos organismos de distinto sexo, y el/la descendiente contendrá parte de la información de cada progenitor, por lo tanto no es idéntico a ninguno de los padres.

¿Cuál será la ventaja de la reproducción sexual sobre la asexual? La asexual parece tanto más simple..., no implica en encuentro de otro organismo de la misma especie y además asegura la transmisión de la información genética. Pero en un ambiente cambiante, una única solución de supervivencia no es la óptima. Si todos los organismos de uan misma especie que se encuentran adaptados (o sea que encontramos a los organismos más exitosos que sobrevivieron a lo largo de mucho tiempo o del tiempo evolutivo) a una determinada situación ambiental no tuvieran características alternativas en su información genética y la posibilidad de expressarlas, frente a un cambio brusco estarían condenados a su extinción (desaparición masiva de la especie).

Imaginemos un caso extremo. Una población de conejos blancos que viven desde hace milenios en un ambiente de nieves permanentes y que se reproducen asexualmente. Estos se confunden con la nieve y así disminuyen el riesgo de ser comidos por los lobos. Estos conejos esta´n muy bien adaptados a este clima y todos son idénticos entre sí genéticamente. Si de repente aumentaran las temperaturas y las nieves se derritieran, los conejos blancos, muy "llamativos" ahora, serían comidos con tanta frecuencia que podrían llegar a desaparecer. Esto sucedería bajo el supuesto de que TODOS los conejos fueran blancos. En cambio, si alguno fuera oscuro y se cruzara con uno blanco, los descendientes oscuros en el nuevo ambiente serían más aptos y dejarían más descendencia. La única forma de mantener variabilidad en el ejemplo sería que haya conejos blancos y oscuros en la población, variabilidad mantenida a través de la reproducción sexual, en donde las alternativas, por ejemplo, para el color del pelaje, son más de una y -aunque no se expresen visiblemente- se encuentran guardadas en los genes. Si los conejos se reprodujera asexualmente, sólo existiría o se expresaría en la población la información para una de las alternativas, el color blanco.

Lo que en realidad contrapone la reproducción asexual a la sexual es la falta  versus la presencia de variabilidad genética en la población ¿Por qué las plagas son tanto más exitosas cuanto más homogéneo sea el cultivo? Las variedades superproductivas que se cultivan hoy en día son muy buenas por su alto rendimiento y porque no son comidas por los insectos que habitan los lugares de origen de estas variedades. Pero cuando estas mismas variedades se cultivan en otros lados, con otros insectos, estas plantas pueden no ser resistentes y pueden ser devoradas completa e inmediatamente. La homogeneidad genética garantiza el éxito frente a un ambiente constante, pero esta conidición está muy alejada de la realidad; más aún frente a la amenazz de los grandes cambios que se esperan debido a las alteraciones ambientales.

ECOLOGÍA

ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO DEL ECOSISTEMA

Los ecosistemas constituyen uno de los sistemas de organización de la materia más complejos, caracterizados por una trama de interacciones entre las comunidades bióticas y el medio físico y químico que las rodea.

Los límites de los ecosistemas pueden ser arbitrarios y muchas veces se definen en función del objetivo de estudio. Si quisiera estudiar el ecosistema de la selva misionera completamente, en toda su extensión y detalle, sería imposible y costosísimo; por lo tanto, para que su estudio sea factibe, puedo definir un área menor que represente la totalidad. Pero si sólo me interesa conocer la velocidad a la cual la materia orgánica se descompone en inorgánica en un ecosistema como la selva, con sólo delimitar distintos tipos de suelos y allí realizar el estudio de entrada de materia orgánica y salida de inorgánica sería suficiente.

Dado que los ecosistemas están constituidos por organismos vivos que se alimentan, respira y se reproducen, podemos hablar de la velocidad a la cual todas las plantas del ecosistema producen el alimento por fotosíntesis, o de la velocidad a la cual los animales la consumen, o la velocidad con que los organismos vivos del ecosistema respiran o degradan la materia orgánica o la velocidad a la cual los organismos se reproducen. Estos conceptos son de vital importancia para el hombre. Si éste, por ejmplo, quisiera utilizar la madera de los quebrachos, le interesará saber cuántos árboles hay, qué clase de edad de árboles hay que talar para obtener la mejor madera, cuánto tiempo tarde la madera en formarse y cuánto tardan en reproducirse los quebrachos como para volver a cosecharlos.

PRODUCTIVIDAD

Se llama PRODUCTIVIDAD PRIMARIA BRUTA  a la velocidad con que los autótrofos producen materia orgánica por unidad de tiempo y espacio. Por ejemplo, cuánta biomasa (masa viva = compuestos orgánicos fabricados por un organismo vivo) nueva los quebrachos producen por fotosíntesis en un año en una hectárea de selva. Sin embargo, no sólo se necesitan los productos fotosintéticos de los quebrachos para permitir el crecimiento de los árboles, la fabricación de nuevas hojas y madera, sino también hace falta energía para cumplir con estas funciones, que se obtiene de la respiración celular de los productos fotosintéticos. Por lo tanto, la biomasa que se va a ver reflejada en el árbol es, en realidad, la producida por fotosíntesis menos la respirada. Entonces, la biomasa neta obtenida en los quebrachos en un año en la hectárea medida representa la PRODUCTIVIDAD PRIMARIA NETA.

En la selva misionera además los árboles (hojas y frutos) son comidos por organismos heterótrofos como muchas larvas de insectos, pájaros, monos. Este alimento vegetal ingerido le permite a los animales crecer, seguir estando vivos y reproducirse. La velocidad a la cual la biomasa animal se fabrica en un ecosistema por unidad de tiempo y espacio se define como PRODUCTIVIDAD SECUNDARIA. Para calcularla tendríamos que medir la cantidad de biomasa de monos, aves, larvas de insectos que se producen por hectárea de selva en un año.

NIVELES TRÓFICOS

Los NIVELES TRÓFICOS (trofo = alimento) están representados por el conjunto de individuos de distintas especies que comen el mismo tipo de alimento, independientemente de dónde y cuándo lo coman y de las especies particulares que coman.

Tal sería el caso de los mencionados monos, aves y larvas de insectos que se alimentaban de las hojas y frutos de los árboles. Todos ellos pertenecen al nivel trófico de los herbívoros (que comen "hierbas"). Así como los quebrachos y todas las otras plantas de la selva que se alimentan del mismo modo -incorporando sustancias minerales del suelo, CO2 del aire y energía solar- se reúnen en otro nivel trófico, el de los productores (producen materia orgánica).

Por lo tanto, en todo ecosistema tenemos un nivel trófico principal que da lugar a la existencia de todos los otros organismos y es el de los PRODUCTORES O NIVEL TRÓFICO PRIMARIO y otros niveles tróficos que se caracterizan de acuerdo con su tipo de comida, pero por estar constituidos únicamente por heterótrofos se denominan CONSUMIDORES. Así, los HERBÍVOROS son CONSUMIDORES PRIMARIOS O EL NIVLE TRÓFICO SECUNDARIO (ya que se alimentan de plantas). Pero, por ejemplo, los pumas, zorros y otras aves, que se alimentarían de los monos, las aves herbívoras y las larvas de insectos en nuestro ejemplo de la selva misionera constituyen los CONSUMIDORES SECUNDARIOS O CARNÍVOROS DE PRIMER ORDEN  que representan el NIVEL TRÓFICO TERCIARIO (ya que se alimentan de los herbívoros). El hombre, que ha cazado tantos pumas y zorros, representaría a los CONSUMIDORES TERCIARIOS O CARNÍVOROS DE SEGUNDO ORDEN que pertenecen al NIVEL TRÓFICO CUATERNARIO (ya que se alimenta de los carnívoros de primer nivel) (ver Fig. 2a). Aunque estas relaciones tróficas parecen lineales, o como eslabones de una cadena, la realidad es más compleja. ¿Acaso el puma no come también zorros? ¿Acaso algunas aves no comen frutos y larvas de insectos? ¿Acaso el hombre no es omnívoro (comedor de sustancias animales y vegetales)? De esta manera, vemos que las relaciones alimenticias en un ecosistema se establecen en forma de red o trama más que como una cadena (ver Fig. 2b).

¿Pero cuántos niveles tróficos pueden haber? ¿Acaso una víbora no se puede comer a una zorro o a un ave carnívora? Es pregunta la contestaremos en un momento.

Si nosotros conociéramos la productividad primaria neta de 1000 ha de selva, podríamos estimar cuántos monos, larvas de insectos y aves se podrían alimentar de los árboles allí encontrados. Del mismo modo, conociendo las conductas alimenticias, la velocidad con que el alimento se produce, la eficiencia con que se digiere, las características reproductivas de los organismos en cuestión, etc, podríamos estimar cuántos pumas y zorros podríamos encontrar en esa área. Lo mismo para las víboras. Este análisis nos demostraría que el número, o la biomasa (gramos de) o la cantidad de energía (calorías de) de monos, larvas de insectos y aves es menor que el de plantas, y que el de zorros y pumas es menor que el de los herbívoros, siendo el menor de todos el de las víboras. Este tipo de información se sintetiza en lo que se llaman PIRÁMIDES DE NÚMEROS, BIOMASA O ENERGÍA, y su forma triangular gráficamente demuestra que cada nivel trófico superior contiene menos energía y, por lo tanto, puede sustentar menos organismos vivos. ¿Pero por qué es esto? Si recordamos la definición de productividad neta, nos damos cuenta de que la cantidad de energía que entra a un determinado nivel trófico (por ejemplo, luz solar al de los productores) no peude ser igual a la que saldría del mismo (cantidad de biomasa vegetal disponible para los herbívoros) simplemente porque cada nivel trófico utiliza parte de la energía para su mantenimiento (respiración) y además porque no tidas las partes de alimento pueden ser consumidas o digeridas por el siguiente nivel trófico (madera o celulosa de las hojas en algunos herbívoros, pelos y cueros para los carnívoros).

¿Pero acaso nosotos vemos millones de árboles y animales muertos cuadno caminamos por la selva? ¿A los que murieron por enfermedad y no por ser predados (que sirven como presas), los vemos intactos? No. Esta observación nos lleva a otro NIVEL TRÓFICO DE CONSUMIDORES, llamados DESCOMPONEDORES o DETRÍVOROS. Se llaman así pues descomponen la materia orgánica muerta en inorgánca, devolviéndola a la tierra para que pueda ser nuevamente incorporada por las plantas. Estos organismos son los hongos y bacterias que se encuentran en el suelo.

De este modo llegamos a un concepto fundamental: la materia se recicla en un ecosistema (ver Fig.3). Sin embargo, la acción del hombre puede alterar las tramas tróficas y reciclado de la materia. Por ejemplo, la excesiva caza de zorros produjo un aumento de la población de roedores en la Pampa y de las liebres en al Patagonia. Por otro lado, el hombre, al exportar los productos agrícolas de las zonas de cultivo, está alterando el flujo y el reciclado de la materia en ese ecosistema. También, fabricando productos plásticos, está incorporando materiales para los cuales no existen degradadores naturales o artificiales capaces de llevarlos a sus constituyentes iniciales, por lo tanto, impidiendo su reciclaje.

¿Y qué sucede con la energíal, sigue también un ciclo? No. La energía fluye a través del ecosistema en forma lineal. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma. Por ejemplo, de solar en orgánica, y de orgánica a inorgánica.

La energía tiende a pasar todo el tiempo a un estado de mayor desorden, siendo el máximo desorden cuando se presenta como calor. El calor es una forma de energía que no puede ser utilizada por los organismos vivos para generar trabajo, es decir, formar parte de una estructura o realizar alguna función. Como los organismos vivos deben degradar (por respiración celular) los alimentos para mantenerse vivos, se encuentran continuamente disipando energía calórica al medio que no se puede reciclar en otro tipo de energía (ver Fig.4). La disipación de energía en forma calórica en cada nivel trófico, o la transferencia ineficiente de energía de un nivle al otro, es la causa por la cual las pirámides de energía siempre tendrán forma triangular y por la cual no se puede tener un número infinito de niveles tróficos en una trama. Esta disipación de energía en cada nivel trófico no implica que siempre un kilogramo de verduras tenga más energía que un kilogramo de carne. Lo que sucede es que para obtener 1 kg de verduras necesito semillas, suelos, agua y nutrientes; mientras que para la carne necesito que una vaca coma muchos kilos de verdura que a su vez necesitaron semillas, suelo, agua y nutrientes. Por ésto, un país superpoblado como China se alimenta principalmente de arroz, ya que la producción del mismo es más barata y rápida que la de la carne, y de algún modo más eficiente. Sin embargo, la crianza de ganado tiene sus ventajas también, ya que muchos herbívoros pueden transformar vegetales de escaso valor para el hombre en carne, que el hombre puede utilizar.

CICLO DE LA MATERIA

El mecanismo y la velocidad a la cual los componentes principales de la materia se reciclan se conocen como CICLOS BIOGEOQUÍMICOS (bio = vida, geo = roca, suelo, aire, agua). 

El estudio de estos ciclos originalmente comenzó como una herramienta que le permitiera al ecólogo comparar distintos ecosistemas. Por ejemplo, ¿qué distingue a un bosque templado de una selva tropical, en términos de ciclos biogeoquímicos) En el primero, la mayor parte de los compuestos químicos inorgánicos o nutrientes se encuentran por más tiempo en el suelo, mientras que en las selvas los nutrientes quedan atrapados en la biomasa vegetal. Esto permitía caracterizar a estos ecosistemas en cuanto a la dinámica de nutrientes.

Más tarde, estos conceptos fueron importantes para explicar consecuencias en el modo de uso de la tierra. ¿Por qué se dice que es mejor cultivar en suelos de ambientes templados que en el de las selvas? Al talar un bosque templado, el suelo retiene los nutrientes y su estructura, por lo tanto se puede cultivar plantas anuales de ciclo corto por muchos años sólo preocupándose por adicionar un poco de fertilizantes y arar la tierra. Sin embargo, al talar la selva, se retiran todos los nutrientes. Por lo tanto, desde el principio hay que aplicar fertilizantes para que los cultivos puedan crecer. Además, los árboles protegían al suelo frágil de las impetuosas lluvias tropicales, algo que los cultivos no pueden hacer y el suelo comienza a erosionare y cada vez más a empeorar su mala capacidad para retener nutrientes. Es por ello que los suelos tropicales se abandonan al poco tiempo de la tala y cultivo.

Dado que los autótrofos son los responsables de toda la vida sobre la tierra, es importante el estudio del reciclado de los nutrientes ya que son esenciales para el proceso fotosintético. Entre los uqe se necesitan en más cantidad se encuentran el: carbono, hidrógeno, exígeno, nitrógeno, potasio, calcio, magnesio, azufre y fósforo. De éstos elementos nosotros doscutiremos el ciclo de los principales, por us importancia para el hombre y también por el efecto que la acció antrópica posee sobre ellos y, en consecuencia, sobre el meido ambiente generando problemas ambientales.

CICLO DEL CARBONO (C):

El océano representa el depósito de mayor magnitud para el carbono. Sin embargo, la atmósfera es una compartimiento de C muy activo e importante. Los organismos autótrofos incorporan  el C atmosférico y lo reducen a compuestos orgnánicos del tipo de los hidratos de carbono a través del proceso fotosintético. Estos, a su vez, luego se transforman en otros compuestos orgnánicos (por ejemplo lípidos, proteínas, otros hidratos de carbono) en los mismos autótrofos o en los organismos que los consumen. Al morir los organismos vivos, los descomponedores transforman la materia orgánica en inorgánica separando los átomos de carbono y devolviéndolos al meido en su forma original.

Distintos tipos de fuentes productores de C, en especial del dióxido de carbono (CO2), contribuyen al mantenimiento de este gas en la atmósfera: todos los organismos vivos a través del proceso de respiración celular, los incendios naturales y los volcanos activos y aguas termales. Por otro lado, parte del CO2 se difunde desde la atmósfera a los océanos manteniendo un equilibrio químico entre ambos compartimentos.

Si bien los mares y los organismos autótrofos (terrestres y marinos) son muy eficientes tomando el CO2 atmosférico, diversas actividades humanas están incrementando los niveles de este gas y los normales canales de regulación ya no son tan eficientes. Por ejemplo, la acción antrópica adiciona CO2 a la atmósfera de diversas maneras: por la que ma de combustibles fósiles en las industrias, por la agricultura (que al arar el suelo libera el CO2 acumulado), por el monóxido de carbono eliminado por los autos, etc (ver Fig.5). Por otro lado, los grnades espacios verdes consumidores de CO2 están desapereciendo a pasos agigantados. Todo esto ha desembocado en el famoso efecto invernadero, por lo cual las grandes acumulaciones de CO2 en la atmósfera disminuyen el flujo de calor que iría hacia el exterior de la biosfera incrementando la temperatura del planeta. Este concepto lo desarrollaremos con más énfasis más adelante.

CICLO DEL NITRÓGENO (N2):

La atmósfera constituye el reservorio de nitrógeno por exelencia, de hecho, este elemento representa el 78% de los gases que se encuentran en el aire atmosférico. El nitrógeno gaseoso sólo puede ser utilizado por bacterias fijadoras de nitrógeno (en el suelo o el agua) que lo transforman en nitratos que son absorbidos por las plantas. De esta manera, el nitrógeno se incorpora a los autótrofos, principalmente como compuestos proteicos y luego pasan a los animales que de ellos se alimentan. Al morir los organismos vivos, al igual que con los desechos de los animales, los descomponedores liberan el nitrógeno de los compuestos orgnánicos a formas inorgánicas como el amonio. Sin embargo, las plantas no pueden utilizar este compuesto, y otras bacterias "nitrificadoras" transforman este compuesto en nitratos disponibles así para las plantas. El amonio también puede ser tomado por bacterias desnitrificadoras que lo devuelven como nitrógeno gaseoso a la atmósfera (ver Fig 6).

CICLO DEL FÓSFORO (P) Y DEL AZUFRE (S):

Ambos representan ciclos sedimentarios, en los que el mayor reservorio se encuentra en la corteza terrestre. El P es muy importante pues permite la captura de energía durante el proceso de  respiración celular. El P proviene de las rocas que se desintegran y desgastan por la acción del viento, el agua, el sol, las raíces de las plantas, etc. Así, el mineral liberado se disuelve en el agua del suelo o en el que arrastran las lluvias y parte es utilizado por la vegetación y parte se deposita en el fondo de los mares, incorporándose a las rocas sedimentarias. Las corrientes marinas acarrean  el P hacia las superficies, donde es absorbido por los autótrofos acuáticos y luego pasa a los demás niveles tróficos que de ellos se alimentan (lo mismo sucede en la tierra). Cuando los organismos se mueren, o utilizando sus defecaciones, los descomponedores devuelven el P inorgánico al ambiente físico (ver Fig. 7).

El S es muy importante como constituyente de algunas proteínas esenciales. El ciclo del azufre es muy parecido al del P, sólo que participan bacterias que convierten el ácido sulfídrico (producto de la acción de los descomponedores) en sulfatos disponibles nuevamente para las plantas (ver Fig. 7).

Existe una interesante conexión entre ambos ciclos. Los compuestos sulfurados de hierro no son utilizables por las plantas, sin embargo, en presencia de fósforo pasan  de su forma insoluble a la soluble, pudiendo ser así utilizados por los autótrofos acuáticos.

La acción antrópica también se observa en estos ciclos, desde la descarga de grandes cantidades de P a través de los fertilizantes hasta la contaminación del aire. El dióxido de azufre (SO2) eliminado en la combustión de carbón por las plantas generadoras de electricidad, dañan el proceso fotosintético de las plantas. Cuando el SO2 se combina con el vapor de agua produce ácido sulfúrico que cae arrastrado por las lluvias produciendo muchísimos daños. Profundizaremos el tema de las "lluvias ácidas" más adelante.

CICLO DEL AGUA (H20):

El agua es un compuesto fundamental para la vida de todos los seres vivos. De hecho, las células están conformadas en un 80% por agua. También está muy relacionada con la producción de alimentos, dado que zona áridas deben ser regadas para poder ser productivas y cultivables. Por otro lado, el agua es fundamental en el mantenimiento de la calidad de vida del ser humano, no sólo por su higiene, sino porque la mayor parte de los procedimientos industriales requieren agua para su funcionamiento.

El agua pasa del estado líquido en el que se encuentra en los lagos, ríos y océanos al estado de vapor en la atmósfera por calentamiento solar. En la atmósfera se conforman las nubes con este vapor de agua. que, al ascender o migrar hacia zonas más frías, se condensa como lluvia, cayendo nuevamente a la tierra donde parte será drenada nuevamente hacia el mar. La otra parte, es utilizada por los organismos vivos, que la devuelven al medio en forma de gas, a través del proceso respiratorio, en forma líquida a través de los desechos (ver Fig. 8).

La acción del hombre también se refleja en este ciclo. Con la tala masiva de bosques, el agua en vez de ser utilizada por las plantas y frenada antes de impactar el suelo, ahora azota la corteza terrestre erosionando los suelos y produciendo inundaciones en lugares que no estaban preparados o acostumbrados a recibir estos impactos. Por otro lado y en conexión con el ciclo del carbono, si continúa el efecto invernader, los hielos de los polos podrían derretirse incrementando notoriamente el nivel del mar con las imaginables consecuencias para las poblaciones costeras.

CAMBIOS DIRECCIONALES EN LOS ECOSISTEMAS: SUCESIÓN ECOLÓGICA

Los ecosistemas naturales sufren cambios direccionales y predecibles a lo largo del tiempo, variando las comunidades bióticas que los conforman y las características del ambiente físico. Este proceso de cambio se denomina SUCESIÓN, las etapas del desarrollo se conocen como ETAPAS SERALES; y a la comunidad inicial se la llama PIONERA y a la final se la llama COMUNIDAD CLIMAX.

Por ejemplo, cuando se limpia el baldío del barrio, al tiempo, se observa la presencia de pequeñas planta herbáceas que crecen rápidamente ocupando el lugar. Pero más tarde observamos la presencia de algunos arbustos y que las plantas más pequeñas no son las de antes sino otras que ya no crecen tan rápido. Si el baldío quedara desocupado por muchos años podríamos ver cómo la flora mecionada se va reemplazando por árboles, primero de pequeño porte y leugo más grandes.

Cuando se interrumpe el desarrollo de la sucesión, si el disturbio no fue muy grande, la sucesión podrá volver a continuar para dar a lugar al mismo ecosistema final que antes del disturbio. Si embargo, si la perturbación es muy intensa o frecuente, el ecosistema saldrá de su situación de equilibrio para asentarse en otra diferente, donde la sucesión y la comunidad clímax serán distintas. Esto sucedió en el Chaco. Después de la explotación forestal, la sucesión se vio interrumpida desarrollándose pastizales que fueron utilizados para la ganadería. Estos pastizales evolucionaron por mucho tiempo con ciclos de fuego que los mantenía siempre en una etapa temprana de la sucesión caracterizada por pastos. Cuando la ganadería se intensificó, la cantidad de material vegetal inflamable disminuyó pues era comido por los herbívoros, así como las pulsaciones de fuego. Esto permitió la invasión de las vinaleras[1], arbustos sin valor forrajero o maderable. En este momento no es rentable ni la explotación forestal ni la ganadera.

En la Tabla 1 se han resumido las características generales más importantes qeu ocurren a lo largo de una sucesión. En particular, podemos enfatizar que a medida que el ecosistema se va desarrollando ocurre un aumento en la biomasa y aumento en la respiración que en conjunto producen una disminución en la productividad neta, un aumento en el número de especies y mayor complejidad de las tramas tróficas que dan lugar a una mayor estabilidad del ecosistema.

Si bien los bosques parecerían tener una gran productividad, no es así, lo que poseen es una gran cantidad de biomasa producida por una alta tasa de fotosíntesis, que como debe ser mantenida implica una alta tasa de respiración también, por lo tanto la cantidad de energía neta disponible es mínima; y es por ello que los árboles de los bosques no se caracterizan por su crecimiento.

Económicamente, al hombre no le conviene basar su sustento en plantas del bosque, pues taladas o podadas una vez, tardarían mucho tiempo en volver a su estado anterior. Es más, si se realizara tala rasa con todo un área del bosque habría que esperar cientos de años para poder volver a explotar a los mismos árboles que habían sido talados. Es por ello que la humanidad actual basa su sustento en la agricultura.

Los cultivos no son más que ecosistemas mantenidos en las etapas iniciales de la sucesión como comunidades pioneras. Aquí es cuando la productividad neta es máxima, que es lo que el hombre busca, por ejemplo la mayor cantidad de maíz producida por unidad de tiempo. Los cultivos también representan, como las etapas tempranas de la sucesión, áreas de poca diversidad o número de especies ya que en general son monocultivos (mono = uno). Esta situación implica poca complejidad trófica dado que se utilizan herbicidas que evitan la competencia entre distintos tipos de cultivos e insecticidas que mata a los herbívoros. Estas características llevan a que el sistema de cultivos sea muy inestable, susceptible de colapsar con facilidad. Por ello, el hombre debe suministrar mucha energía como mano de obra, arado, fertilizantes, pesticidas, variedades superproductivas, etc. al ecosistema-cultivo para mantenerlo en la mayor establidad (artificial) posible.

Utilizar tan intensivamente una misma área, como sucede con la agricultura actual, trae muchas consecuencias negativas. Algunas de ellas hasta se vuelven en contra del objetivo inicial de maximizar la producción, como la perdida de estructura del suelo y por consiguiente de su fertilidad o la salinización debido al riego en ciertas áreas. Por otro lado, los plaguicidas organoclorados y organofosforados, intriducidos en la era de la agricultura industrializada, trajo efectos inesperados. No sólo compuestos como el DDT mataron a los parásitos y depredadores que realizaban un control biológico sobre las plagas, sino que las mismas plagas adquirieron inmunidad contra estos venenos. De este modo las dosis para salver las cosechas cada vez fueron más grandes y si bien las sustancias tóxicas alcanzaron el final de las cadenas alimenticias, las concentraciones fueron y siguen siendo lo suficientemente altas como causar serios trastornos en los consumidores finales.

CAPACIDAD DE CARGA O SUSTENTACIÓN DE UN ECOSISTEMA

La CAPACIDAD DE CARGA (K) de un ecosistema se refiere al número de individuos que ese sistema puede mantener o sustentar.

En general, el estudio se realia para cada población por separado, entonces hablamos de cuántas ovejas o vacas pueden mantener en 1000 ha de tierra en forma sostenida (a lo largo del tiempo). Para realizar estas estimaciones, tan importantes para el hombre, se deben conocer no sólo cuántos individuos se pueden colocar en un área y cuántos de ellos se pueden cosechar, sino de qué edad y sexo (no es lo mismo poner 100 vacas que 100 toros o 100 terneros) tienen que ser, su fisiología, sus características reproductivas que determinarán con qué velocidad puede crecer la población (o sea aumentar su número), qué es lo que más les conviene comer y cómo crecen ante diferentes tipos de alimento, etc.

Supongamos el bosque de quebrachos del ejemplo anterior. Imaginemos una superficie de 100,000 ha donde en 1992 se censaron 50 m3 de quebracho por hectárea. Volvemos a los 5 años y censamos 60 m3/ha. Por lo tanto, la tasa de crecimiento de quebracho es de 10 m3(ha/5 años o de 2 m3/ha/año. Este es el primer dato que el encargado de la explotación forestal debe tener. Esta TASA DE RENOVABILIDAD del recurso-quebracho le dice que puede extraer 2 m3/ha/año de quebracho en forma sostenida.

Si analogáramos el bosque productor de madera con un capital financiero, veríamos que la cantidad de dinero que nos da la tasa de interés corresponde a la cantidad de árboles que la tasa de renovabilidad nos permite cosechar. Si de la cuenta del banco, se extrae por año solamente el dinero obtenido por la tasa de interés, el capital seguirá rindiendo este interés en forma sostenida. Pero si se extrayera más, entonces el capital sería menor y por lo tanto la cantidad de dinero obtenida al mismo interés en el siguiente año sería menor. Esta analogía de todos modos se aleja de la realidad del quebrachal debido a diferentes razones. Una extracción de árboles muy superior a la reposición puede llevar al colapso del recurso o a que la reposición no sean proporcional a la extracción. Por otro lado, el cosechar menos árboles, no implica necesariamente que en el año siguiente hubiera una reposición mayor. Aún si extrayéramos 2 m3/ha/año podría ser que la tasa de reposición no se mantuviera constante por deterioro de los árboles en pie o disminución de la fertilidad del suelo o de su estructura.

Cabe también preguntarse, ¿son 2 m3/ha/año el volúmen máximo de madera de quebracho que se podría extraer en forma sostenida?

Para contestar esta pregunta debería conocer la curva de crecimiento de los quebrachos a lo largo del tiempo, para no sólo saber cuáles son los puntos de rendimiento sostenido (información que obteníamos con la tasa de renovabilidad), sino dónde se encuentra el MAXIMO RENDIMIENTO SOSTENIDO en la población de quebrachos bajo estudio.

Para poder manejar (o sea tomar decisiones acerca del recurso a explotar para que los objetivos de explotación se alcancen) racionalmente (o sea procurando un rendimiento sostenido en el tiempo) un recurso, la mayoría de los modelos existentes asumen que la población del recurso crece en forma logística (ver Fig 9a). Esto implica un crecimiento lento al principio, que luego se acelera para ir disminuyendo cuando la población es suficientemente grande. O sea, que la población no puede crecer indefinidamente, sino hasta K, que es un punto determinado por el ambientel físicmo, donde la población deja de crecer, o sea, el número de individuos que nacen es igual al que muere.

Observando la Fig 9 a,b se podrá deducir que existirían diferentes rendimientos sostenidos de acuerdo al tamaño inicial de la población O sea que hay distintas situaciones que permiten la extracción de los individuos nuevos producidos manteniendo la población en un tamaño constante.

Sin embargo, existe un único valor (K/2) que dará el máximo rendimiento sostenido que es cuando la población tiene su máximo crecimiento neto (ÙCmax, zona de mayor pendiente en la figura 2a y cúspide en la fig 9b). Esta cifra tambén debe tomarse con cautela ya que no nos informa acerca del tipo de individuos (edad y sexo) que hay que extraer o cuánto costaría su extracción y asume que l tasa de crecimiento de la población y la capacidad de carga del ambiente donde se hizo el estudio permanecen constantes en el tiempo.

Conocer los valores de crecimiento logístico de una población es muy importante para el manejo de los recursos que le permiten mantener una cierta calidad de vida al ser humano. Mirando la fig 9b, vemos que existen dos puntos donde la tasa de crecimiento es mínima. Realizar una extracción o cosecha en cualquiera de ellos sería irracional. Para el punto 1, porque hay tan pocos individuos que la población no podría reponerse a la extracción y terminar{ia extinguiéndose. En el punto 2, porque hay tantos individuos que se está llegando a la capacidad de carga del sistema., lo que resultaría en uan tasa de crecimiento muy baja de la población, con la consiguiente lenta reposición después de la cosecha.

LAS CIUDADES

Las ciudades desde un punto de vista ecológico pueden ser caracterizadas como ecosistemas urbanos IMPULSADOS POR COMBUSTIBLES (en vez de energía solar) y altamente HETEROTRÓFICOS.

Estas dos propiedades son de suma importancia. Los requerimientos energéticos de un área urbanoindustrial densamente poblada son tres veces mayores al flujo de energía que sostiene un ecosistema natural equivalente. De hecho, esta es la razón que permite las altas densidades o sea que gran cantidad de gente habite en espacios pequeños (calculemos cuántos humanos habitan en un edificio de 12 pisos que ocupa 400 m2).

Sin embargo, los consumos energéticos varían de unas ciudades a otras. Si bien una persona necesita 1 millón de kcal en alimentos por año, un ciudadano norteamericano consume 87 millones de kcal por año mientas que un hindú consume la centésima parte. Por lo tanto, la distribución de la energía en los ecosistemas urbanos varía mundialmente tanto como la distribución de los ecosistemas naturales, aunque, en general y sorprendentemente, no guarden ninguna relación entre sí.

Un sistema impulsado por combustibles implica también un sistema con incapacidad para la fabricación de alimentos, por lo tanto, es típicamente consumidor y entonces altamente dependiente de su entorno o del exterior autotrófico de donde provienen los alimentos. De hecho, una ha de sistema urbano necesita mucho más de una ha de sistema agrícola para su alimentación ya que se necesita energía para el mantenimiento general de la ciudad, además de la alimentación de sus individuos. Cuanto más rica es la ciudad, más grande es el área de mantenimiento vital (productora) que necesita.

La ciudad no sólo consume más energía y de más alta utilidad (como son los combustibles) que un ecosistema natural comparable, sino que es un sistema que produce salidas atípicas. En los ecosistemas naturales, como ya analizamos, la materia se recicla y las acumulaciones sólo se dan a través del crecimiento de los individuos que conforman el ecosistema. La falta de planificación de los sistemas urbanos actuales llevan a que en una ciudad la materia no se recicle. Se producen inmensas cantidades de materia orgánica (deshechos domésticos e industriales) y se carece de la infraestructura natural (ríos) o artificial (plantas depuradoras) para su procesamiento. Por otro lado, tenemos también al carácter contaminante del sistema urbano a través de la liberación de deshechos tóxicos industriales y aguas calientes a los sistemas acuáticos periféricos, y de los gases que empiezan contaminando la ciudad pero que pueden tener consecuencias a escalas planetarias (como el efecto invernadero o el problema de la capa de ozono o de la lluvia ácida). Sin olvidarnos también de la enorme acumulación de materiales no biodegradables (o sea que no existe ninguna forma biológica que lo pueda degradar a sus componentes iniciales o menores) como ser los plásticos, vidrio o de aquellos que su degradación artificial implicaría la liberación de sustancias tóxicas como sucede con la quema de las gomas de los autos.

La ciudad de Bs As. se encuentra a la orilla del Río de la Plata, por lo tanto, el aprovisionamiento de agua no parecería ser un problema. Pero tener agua y no poder usarla por su calidad deteriorada es como no poseer este recurso. La costa rioplatense, otrora utilizada como playas, arrojan valores microbiológicos indicadores de contaminación 50 veces superiores a los permitidos, inhabilitándolas hasta como lugares de natación. Los ríos interiores como el Matanza, Luján y Reconquista presentan en sus secciones medias e inferiores ausencia permanente de oxígeno disuelto, impidiendo el desarrollo de los organismos vivos y en particular de los necesarios degradadores.

Pero el problema del agua en la ciudad de Bs As no sólo se refiere a la imposibilidad de las comunidades bióticas a degradar, a la velocidad necesaria, los aportes orgánicos o a la incapacidad o dificultad de degradar herbicidas, metales pesados o hidrocarburos. El recurso hídrico subterráneo también se ve afectado. Debido al intenso uso del mismo, cada vez mayor por la imposibilidad creciente del uso superficial de aguas contaminadas y la falta de cloacas, las napas de agua están descendiendo en forma alarmante y los suelos se están salinizando. A su vez, la intensa pavimentación que acompaña a todo proceso de urbanización impide la infiltración y alimentación de las napas de agua.

Así como se puede calcular una capacidad de carga para los sistemas naturales o subsidiados por el hombre (cultivos), esta estimación también debería ser uno de los elementos que formen parte de la planificación de una ciudad. Sólo la planificación integral de una ciudad puede garantizar su mantenimiento, al menos hasta que nuevas tecnologías permitan superar los valores inicialmente calculados. 

Patricia Julia Folgarait.

EL USO Y EL ABUSO DEL AMBIENTE

La vida del hombre sobre la faz de la Tierra ha requerido y requiere del uso de los recursos naturales. La estrecha relación que existe entre la sociedad y su espacio geográfico es entonces vital.

En este estrecho vínculo de interdependencia que establecen, la tecnología ha jugado y juego un rol trascendental por cuanto se constituye en la mediadora entre sociedad y naturaleza, haciendo -o al menos intentándolo- un uso más eficiente del recurso. Una eficiencia que a la luz de los beneficios que aporta a la sociedad podría ponderarse por su capacidad para satisfacer las demandas de una población creciente, más allá de su impacto sobre el resto de los componentes ambientales.

La caza y la recolección son modos de vida que con poca disponibilidad técnica -si la comparamos con nuestro modo de vida- logran sustentar concentraciones poblacionales que no superan el rango del clan familiar.

La sedentarización del hombre y los comienzos de una vida en núcleos poblacionales más significativos se puede operar por la llamada domesticación de los vegetales. Es decir, el conocimiento de ciertos ciclos vegetales y la aplicación de ciertas técnicas necesarias para la puesta en producción de tierras de labranza.

Ya con la participación de la sociedad en la economía capitalista de la mano de la Revolución Industrial -signada por los adelantos tecnológicos derivados de la máquina de vapor y de la transformación del hierro- se opera la especialización de la actividad económica.

La transformación social, económica y política que involucra el proceso de industrialización en el orden mundial tiene un efecto directo sobre el uso de los recursos naturales necesarios para sustentar este proceso. Comienza así una carrera explotacionista sobre los recursos naturales activada y realimentada por el incremento de la capacidad cuanti y cualitativa de la tecnología. Se gestan en esta época -fines del siglo XIX- los graves problemas ambientales que impactan al noroeste europeo como el hacinamiento, la marginalidad, la contaminación del agua y del aire por los efluentes y las emanaciones industriales, así como la acumulación de desechos urbanos e industriales. Al mismo tiempo y como partícipes del mismo sistema, los países integrados al proceso de industrialización como proveedores de materias primas también comienzan a sufrir los efectos de la devastación, sobreexplotación y deterioro de bosques, suelos -por la agricultura o ganadería- entre algunos de sus numerosos recursos efectados.

En síntesis, podría decirse que éste es el principío del proceso generador de muchos de los acuciantes problemas ambientales a escala global, regional y local que hoy afectan a la sociedad planetaria. Y además, que la misma dinámica impresa por la maximización del beneficio económico no sólo ha perpetuado sino que ha agudizado la situación.

Lo explicado más arriba revela , por un lado, los beneficios logrados a través de la aplicación de tecnología en el uso de los recursos. Si no fuera así sería imposible la supervivencia de una sociedad tan numerosa sobre la superficie del planeta (no entraremos aquí en al discusión -necesaria por cierto- del porqué de las desigualdades socio-económicas entre las personas, que desembocan en desiguales calidades de vida). Pero por otro, revela que la complejización técnica guiada por la maximización del beneficio económico ha derivado en un abuso indiscriminado de los recursos a lo largo del tiempo, y que hoy podemos detectar tanto en nuestro barrio -el incierto destino de los residuos domiciliarios, el anegamiento de calles y casas qeu dificultan nuestros movimientos cotidianos en un día de lluvia, entre otros-; como en distintas regiones del mundo -las inundaciones generadas por fuertes precipitaciones que aceleran la acción por efecto de la tala indiscriminada de masas boscosas, como en el Amazonas; la activa destrucción de la capa de ozono y el efecto invernadero, alteraciones potenciadas por la actividad industrial y de fuerte impacto sobre el resto de loas actividades económicas y la calidad de vida de la sociedad.

¿QUÉ ES UN PROBLEMA AMBIENTAL?

Los abusos sobre los recursos y las alteraciones en el equilibrio de los distintos sistemas ecológicos infligidos por la sociedad y la naturaleza, en que pueden actuar ambos potenciando los resultados, generan problemas ambientales.

estos pueden ser definidos como aquellas alteraciones de uno o varios de los componentes del sistema -sociales o naturales- que tarde o temprano impactan en forma perjudicial sobre la calidad de vida de la sociedad o de parte de ella.

Ante la actualidad que cobran hoy los problemas ambientales por la toma de conciencia de la amenaza que significan para la vida del hombre, la sociedad debería encaminar sus esfuerzos hacia una acción preventiva y no curativa. Y para esto es necesario conocer el funcionamiento de los distintos sistemas ambientales para saber de qué manera es posible aprovercharlos sin que ello signifique una alteración irreparable en sus condiciones originales, y que asegure su perdurabilidad para las generaciones futuras.

Una cuestión a tener en cuenta respecto de los problemas ambientales, como en todo proceso especial, es la escala de los mismos. Es decir, la extensión o alcance del problema en función del impacto que éste pueda tener sobre varias familias de una localidad o sobre la población de una ciudad, de una región o de todo el planeta. Si bien consideramos a la Tierra como un sistema donde la alteración de alguno de sus componentes o de las relaciones entre ellos repercuten sobre el resto del conjunto, la extensión del impacto puede, según el caso, dejarse sentir con mayor crudeza en la población del ámbito local, regional o planetario. A partir de ello, definimos entonces la escala espacial de un problema ambiental.

No cabe duda de que la contaminación del río Reconquista es un problema ambienta para la población que vive en sus adyacencias. La descarga de efluentes no tratados de las industrias químicas y de los frigoríficos que se encuentran localizados en sus inmediaciones es un problema ambiental para esa población. La contaminación de sus aguas produce daños en la salud, ya sea por el contacto directo -cuando el río sale de madre e inunda las zonas bajas contiguas donde habita población en condiciones de marginalidad- o en forma indirecta -por la transmisión d ebacterias ovirus a partir de las defecaciones de los animales que beben de estas aguas-. Pero también lo sienten así los integrantes de las comunas ribereñas platenses que advierten el aporte contaminante del curso sobre su principal fuente de abastecimiento de auga potable, el río de la Plata. Este problema ambienta de escala local es un aporte más al desequilibrio ambiental del planeta, pero de mayor efecto local donde la acción municipal, individual o concertada -asociaciones vecinales- puede actuar sobre los responsables. Un habitante de las sierras cordobesas en contacto con los arroyos cristalinos no percibe el impacto de la contaminación del Reconquista como la puede vivir alguien que habita en su cercanía.

La conjunción de factores naturales -fuertes vientos del oeste, un período de sequía- y de factores sociales y económicos -monocultura extensiva ovina, el sistema de tenencia de las tierras, la caída de los precios de la lana en el mercado internacional- desencadenaron una fuerte crisis ambiental en la Patagonia signada por áreas de activa desertización. Sus efectos son uan crisis económica que afecta a toda la región, y por ende, a la sociedad que dinamiza este marco regional. Una eventual reversión del problema supondría la elaboración de políticas regionales, con acciones concertadas entre las provincias y el estado nacional.

El impacto del calentamiento global, comunmente conocido como efecto invernadero, es un problema ambiental de escala planetaria. Si bien los agentes aceleradores de este proceso se localizan principalmente en áreas urbanas e industriales -ya que son producto de las emanaciones de gases industriales y de los motores a combustión, principalmente- su efecto se distribuye sober la atmósfera e incide sobre toda la superficie del planeta. Evidentemente, habrá zonas más azotadas por las consecuencias de este fenómeno, como las zonas bajas costeras qeu se inundarán con el eventual derretimiento de parte de las masas de hielo polares. Pero en forma significativa, la mayoría de la población sentirá el impacto económico -corrimiento de las áreas productivas agrícolas o desaparición de especies por el desplazamiento de las fajas climáticas- que supone esta alteración climática. Sólo la concertación de políticas internacionales y la definición de políticas nacionales ad hoc podrán actuar sobre este tipo de problemas. Al menos es lo que se intentó en la Conferencia de Estocolmo de 1972, donde se acordaron los primeros lineamientos internacionales respecto del medio ambiente; y es lo que se propuso en la Cumbre de la Tierra ECO 92, celebrada en Río de Janeiro, Brasil.

Un problema ambiental, sea de la escala que sea, es siempre un problema. Y sin duda, los de escala local son para nosotros más cotidianos, los que vivimos o sufrimos más de cerca, los que percibimos como más acuciantes porque los vemos casi diariamente. En ellos podremos reconocer e individualizar más fácilmente los factores naturales que intervienen, y los agentes y las situaciones sociales que los desencadenan. Analizando los problemas que conocemos, podremos comprender la compleja trama de un problema ambiental que se repetirá en todas las escalas espaciales de análisis; y, eventualmente, nos permitirá sugerir algunas acciones tendientes a la prevención o la solución, desde nuestro aporte individual como integrantes de la sociedad.

1. PROBLEMAS AMBIENTALES PLANETARIOS

Se definen así aquellos problemas cuyo impacto involucra a toda la superficie del planeta o a una gran parte de ella. Son el resultado de la suma de acciones individuales del hombre a lo largo de su existencia sobre la Tierra, que desembocan en procesos de deterioro o destrucción de gran magnitud como son la desaparición de la capa de ozono, el recalentamiento global, o los efectos de la lluvia ácida.

Todos ellos representgan una grave amenaza para la supervivencia de la sociedad, al menos en las condiciones de calidad de vida que disfrutamos en este momento y con la capacidad tecnológica que conocemos.

1.1 - EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Existe una estrecha interrelación entre la irradiación del sol sobre la Tierra y cualquier forma de vida. El sol es la fuente de energía que vitaliza a la Tierra. Su irradiación, en forma de onda corta, penetra la atmósfera, capa de gases -compuesta por anhídrido carbónico, oxígeno, hidrógeno, nitrógeno y ozono, argón, neón, entre otros- que envuelve a nuestro planeta y lo acompaña en sus movimientos. La radiación emitida por el sol puede ser absorbida, emitida o reflejada por los cuerpos -árboles, personas, rocas, automóviles, casas, suelos, animales, etc- sobre los que incide.

Los cuerpos cargado de energía -ahora están calientes- comienzan a emitir ese calor hacia afuera. Ese calor, emitido en onda larga, sale fuera de la atmósfera. Pero uan parte de él es absorbido o atrapado por las partículas o moléculas en suspensión que se concentran en ella. De esta forma, la presencia de éstas partículas ayuda a mantener cierta cantidad de calor en la atmósfera de manera que atenúan una caída rápida de la temperatura cuando los rayos del sol dejan de incidir directamente sobre la superficie, es decir, durante la noche. Si la energía solar  que recibe la Tierra pudiera escapar sin ser retenida en parte por los gases que normalmente se acumulan en la atmósfera... "el promedio de la temperatura global de nuestro planeta, en lugar de +15 grados C sería de 18 grados C bajo cero". (MEDIO AMBIENTE Y CALIDAD DE VIDA, 1992).

A este efecto de retención del calor se lo denomina efecto invernadero por su asimilación con las construcciones utilizadas por floricultores y horticultores para mantener las condiciones de temperatura y humedad adecuadas para el cultivo de ciertas especies vegetales (Figura 10).

Sin embargo, la acción del hombre alteró este mecanismo regulador mediante el incremento de partículas en la atmósfera que aumentaron la capacidad de retención del calor. El agente disparador y acelerador de este fenómeno fue el proceso de industrialización y los numerosos productos tecnológicos que por sus respectivas emisiones han generado concentraciones crecientes en la atmósfera de anhídrido carbónico, óxido nitroso, metano y otros gases, como los clorofluorocarbonos (CFC). Distintas fuertes como ..."la combustión de las reservas de energía fósil (petróleo, gas y carbón), las emisiones industriales (principalmente de CFC y halones utilizados en aerosoles, refrigerantes, como solventes industriales, en la manufactura de espumas plásticas, y como extinguidores de incendio), la deforestación (particularmente intensa en los trópicos), los prcesos de fermentación de origen agropecuarios y el uso de fertilizantes"... (NUESTRA PROPIA AGENDA SOBRE DESARROLLO Y MEDIO AMBIENTE, 1991) son los que contribuyen a aumentar la densidad de partículas en suspensión. ¡Sólo la generación de energía eléctrica y el tránsito automotor emiten a la atmósfera 20.500 millones de toneladas de anhídrido carbónico!

Las causantes artificiales del aumento del efecto invernadero

50% por la generación de energía y el tránsito automotor (40% anhídrido carbónico, 10% metano).

20% por la industria química (20% de CFC)

15% por la deforestación de las selvas naturales.

15% por el agro (arrozales, cría intensiva del ganado, abonos y basurales)

Fuente: Medio Ambiente y Calidad de Vida, C.P.A., Buenos Aires, 1992.

La consecuencia lógica de ésta alternación es un calentamiento global progresivo. Según estimaciones publicadas en MEDIO AMBIENTE Y CALIDAD DE VIDA (1992) ..."si no se reducen drásticamente estos valores (los de emisión), la temperatura del planeta habrá aumentado 5 grados C, en relación con la que habí en la era preindustrial, hacia el año 2100".

En términos de impacto directo sobre la sociedad, éstos cambios se traducirán en un ascenso general del nivel del mar por el derretimiento de parte de las masas de hielo polares, con la consiguiente inundación de zonas costeras que albergan numerosas y populosas ciudades. Sin ir más lejos, nuestra ciudad de Buenos Aires y gran parte del litoral bonaerense y zonas deltaicas quedarán cubiertas por las aguas.

También se operarán cambios climáticos de ocurrencia impredecible -inundaciones, sequías, ciclones, tormentas tropicales-, como así también un eventual desplazamiento de las grandes zonas agroclimáticas del planeta. Todo ello con un impacto directo sobre las economías nacionales y regionales que verán reducidas o ampliadas sus zonas productivas. Si no, imaginemos los cambios en la distribución de ingresos que generaría un corrimiento de la isohieta de 200 mm -límite natural de los cultivos de secano- hacia el océano Atlántico, reduciendo el área de aptitud agrícola pampeana, mientras se beneficia por un cambio inverso que la favorezca, la región de la Patagonia.

1.2 - LA DESTRUCCIÓN DE LA CAPA DE OZONO Y LA LLEGADA DE LOS NOCIVOS RAYOS ULTRAVIOLETAS

El equilibrio en la composición de los gases que integran a la atmósfera fue y es esencial para el comienzo y desarrollo de la vida sobre el planeta. Entre ellos, el ozono actúa como filtro de los rayos ultravioletas que forman parte de la radiación solar que llega a la Tierra. La acción de estos rayos sobre los organismos vivos puede provocar cánceres de piel, cataratas oculares, alteraciones sobre el sistema inmunológico, alteraciones en las funciones celulares del fito y zooplancton, y en consecuencia también sobre las cadenas alimentarias que se articulan sobre ellos. Además, alterar el  proceso fotosintético puede perjudicar el desarrollo de la vegetación, por ejemplo, entre los cultivos, lo que generaría fuerte impacto sobre los sistemas agrarios regionales y nacionales.

El proceso de destrucción de la capa de ozono es el resultado del proceso de industrialización, ya que comienza por la liberación a la atmósfera de clorofuorcarbonos (CFC) usados en los aerosoles , equipos refrigeradores o tintorerías. Estos gases, sumamente estables, se elevan en forma lenta en la atmósfera. Tienen un comportamiento agresivo por cuanto destruyen las moléculas de ozono que se concentran en al estratósfera (entre los 15 y los 50 km de altura) a través de uan reacción en cadena.

"Por influencia de los rayos ultravioletas... (que vienen desde el sol)... el CFC en ascenso libera una átomo de cloro que ataca a una molécula de ozono. La combinación produce una molécula de oxígeno y una de monóxido de cloro. Esta última se asocia a un átomo libre de oxígeno. Durante la combinación se libera nuevamente un átomo de cloro que puede atacar a la siguiente molécula de ozono" (MEDIO AMBIENTE Y CALIDAD DE VIDA, 1992), potenciando así su efecto (Figura 11).

La progresiva destrucción del ozono deja espacios o agujeros por los cuales entran los rayos ultravioletas que pueden producir los efectos ya descriptos.

El problema del deterioro de este escudo protector es acuciante por ucanto se ha detectado un gran agujero sobre la Antártida que ha incrementado su tamaño en los últimos diez años. El adelgazamiento de la capa sobre otros sectores y la detección de un agujero sobre países del Hemisferio Norte promovió el acortamiento de los plazos acordados para reducir su uso entre los principales países consumidores de CFC, y reemplazarlos por otro tipo de materiales inofensivos.

Consumo global de CFC por regiones, 1986

Estados Unidos 29%
Otros países industrializados (CEE, Japón, Canadá, Australia y otros) 41%
U.R.S.S. y bloque oriental 14%
China e India 2%
Otros países en desarrollo 14%

Fuente: "THE OZONE TREATY: A TRIUMPH FOR ALL", 1988. Extraido de "Nuestra Propia Agenda...", 1991. [2]

1.3 - EL PROBLEMA DE LA LLUVIA ÁCIDA

El uso de combustibles fósiles en centrales eléctricas, fábricas y automotores da lugar a la liberación de una serie de sustancias -el dióxido de carbono y el óxido de nitrógeno, entre otros- que se mezclan en el aire con la lluvia y dan lugar a lluvia ácida, cuyo contenido de ácido sulfúrico y nítrico diezma peces, corroe edificios y afecta bosques y cultivos. Ya conocidos desde hace un siglo, los efectos de la lluvia ácida intentaron superarse localmente recurriendo a altas chimeneas. Si bien se trata de un problema de alcance local y regiona limitado a zonas industriales, principalmente del Hemisferio Norte -donde afecta más de 10 milloes de kilómetros cuadrados- su efecto puede ampliarse.

La actividad industrial y los vehículos con motores de combustión inerna arrojan anualmente a la atmósfera unos 100 millones de toneladas de azufre; de elllos, un 60 por ciento proviene de la combustión del carbón, un 30 por ciento de la del petróleo y derivados, y un 10 por ciento directamente de la producción industrial. Casi 75 de esas 100 millones de toneladas provienen de centrales termoeléctricas. Al azufre se suman unas 20 mil toneladas anuales de nitrógeno[3].

Las primeras víctimas de la lluvia ácida son lagos y ríos: al acidificarse sus aguas aumenta la actividad del aluminio diluido y mueren los peces (en Suecia más de 1800 lagos han perdido su población ictícola); por otra parte, los fosfatos (alimento del fitoplacton y de otras plantas acuáticas) se adhieren al aluminio y desaparecen como nutrientes. La acidez aumenta además la solubilidad de otros metales (cadmio, cinc, plomo, mercurio) que, a través de la cadena alimentaria, pueden llegar al hombre.

La lluvia ácida puede también debilitar los bosques, que se tornan más sensibles a las tormentas y presentan dificultades para regenerarse: la liberación de aluminio en el suelo facilita la acción nociva de bacterias en las raicillas. Al actuar sobre los suelos, la lluvia ácida puede dar lugar a la liberación de plomo, cobre, cinc, cadmio y mercurio, metales tóxicos que pueden pasar a las aguas subterráneas, lagos y ríos, a la cadena alimentaria y al agua para beber. Acelera además la velocidad de corrosión de los materiales de construcción que, salvo el aluminio y el acero inoxidable, se degradan de dos a diez veces más  rápidamente que en su ausencia.

El suelos y lagos, las consecuencias de la lluvia ácida pueden mitigarse -y de hecho así se hace en algunos países como Suecia y Canadá- añadiendo calizas al agua o al suelo para neutralizar la acidez. Sin embargo, para controlar la lluvia ácida la solución se halla en utilizar combustibles con bajo contenido de azufre, lo que significa un aumento en el costo de la electricidad de orden del 20 por ciento para el caso de que se la genere con derevados del petróleo, y del 1 al 6 por ciento si se lo hace con carbón. La eliminación del nitrógeno se logra mejorando los procesos de combustión, lo que puede incrementar los costos industriales en un 10 por ciento. Sin duda, la aplicación de tecnologías alternativas es imprescindible para frenar el impacto de este problema ambiental que aqueja, sobretodo, a los países industrializados.

LAS REGIONES AMBIENTALES ARGENTINAS

Si pudiéramos abarcar con la vista desde un avión la extensa superficie argentina, observaríamos que a los biomas se les sebreimpone un mosaico de texturas, colores y formas variadas que les asigna la presencia y la acción de la sociedad que se distribuye desigualmente sobre el territorio.

Del planteo de esta imagen visual, se puede inferir que ..."ningún bioma de la República Argentina presenta ya su fisonomía original" (ATLAS TOTAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, 1982, pag 465), y que lo que se observa es el resultado de un equilibrio natural alterado por la ..."creación de ambientes humanizados" (ATLAS TOTAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, ibid). Ciudades, campos cultivados, represas, caminos áreas forestadas, entre muchas otras manifiestan un sistema de relaciones sociales de producción e intercambio necesarias para la sustentación y el mejoramiento de la calidad de vida del hombre.

La presencia real y activa de la población; su desigual distribución a lo largo de toda la extensión territorial; la actividad económica y la forma en que ella se desarrolla en relación con la disponiblidad tecnológica de los grupos sociales; su capacidad para instalarse y aprovechar las variadas condiciones que ofrece el medio; y los trazos signados por el proceso historico de ocupación del territorio han conformdo una variedad de regiones ambientales tal como se observa en el mapa correspondiente. El mayor o menor medida, cada una de ellas presenta procesos de deterioro diverso en sus recursos básicos -agua, aire, tierra-, con afectos a veces rápidos como en el caso de la deforestación misionera; y otros de ritmo leto donde hará falta más de una generación para advertir los efectos de la acción degradante del hombre.

MAPA DE REGIONES AMBIENTALES ARGENTINAS

Referencias

REGIÓN 1: Iberá, Altoandina, VAlle del Paraná Medio, Delta, Argentártida.

REGIÓN 2: Chaco Forestal, Frontera Misionera, Pampa Deteriorada, Frontera Neuquina, Frontera Chubutense, Patagonia Pastoril, Iterfluvio Patagónico, Malvinas.

REGIÓN 3: Valles, bolsones y quebradas; Franja Oasis Serranos occidentales; Cuenca Neuquina.

REGIÓN 4: Puna, Frontera Austral, Fueguia, Franja Somoncurense, Cuenca de San Jorge.

REGIÓN 5: Chaco agrícola, Triángulo paranaense, Litoral uruguayense.

REGIÓN 6: Tucumán, Yerbales.

REGIÓN 7: NOA agroindustrial, Mesopotamia santiagueña, Oasis serranos orientales, Oasis cuyanos, Valle del Río Negro, Triángulo chubutense.

REGIÓN 8: Pampa agrourbana, Meseta mercedina, entrerriana, Valles pampeanos, Pampa medanosa, Pampa agresete, Pampa triguera, Litoral turístico, Patagonia bonaerense.

REGIÓN 9: Los Lagos.

REGIÓN 10: Litoral industrial.

Fuente: ATLAS TOTAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, Centro Editor de América Latina, Buenos Aires, 1982, Fascículo 30.

La región ambiental compuesta por Argentártida, el valle del Paraná Medio, el Iberá y la región Altoandina (REGIÓN 1) se caracterizan por una localización escasa y puntual de la población vinculada con aprovechamientos de recursos también puntuales como animales (ballenas[4], yacarés o vicuñas), minerales (El Pachón, provincia de San Juán), o vegetales (pastizales estacionales); todos ellos con un grave deterioro.

Con características generales en cuanto al bajo nivel general de transformación que sufre el bioma natural se encuentra la REGIÓN 9 de Los Lagos. Aquí la actividad turística aparece como un factor de perturbación pero limitado por la protección de los Parques Nacionales, donde se resguardan las bellezas panorámicas y los ecosistemas naturales.

Un segundo contraste en cuanto al grade de perturbación y de artificialización del medio muestra la región metropolitana, más precisamente, el extenso litoral industrial (REGIÓN 10), que se extiende desde la ciudad de Santa Fe hasta la de La Plata. Aquí se concentra la mayor densidad poblacional, urbana e industrial; y, en consecuencia, concentra la mayor demanda de bienes, servicios y energía. Por reunir estas características, se generan en esta conurbación muchos de los problemas ambientales que acosan a la región: insuficiente abastecimiento de agua corriente, insuficiencia de redes cloacales para la eliminación de los desechos domiciliarios, mala atención de la salud, insuficiente cantidad y calidad de viviendas, falta de espacios verdes, falta de control sobre los desechos domiciliarios e industriales, etc.

Las actividades extensivas de pastoreo del ganado sobre el campo natural sin un manejo adecuado que se opera en la REGIÓN 2 provoca un cierto deterioro del tapiz vegetal que a veces se extiende al suelo. La baja densidad de población y de servicios en esta zona no llegan a constituirse en atenuantes para la degradación dentro de estos ambientes en extremo vulnerables.

En los oasis serranos occidentales, valles, bolsones y quebradas que conforman la REGIÓN 3 se ha desarrollado una agricultura de riego asociada a una ganadería extensiva, que alcanza grados de urbanización y de cobertura extensiva, que alcanza grados de urbanización y de cobertura de servicios diferentes en cada caso particular. Sin embargo, las condiciones actuales de su uso no alcanzan a superar las restricciones naturales del manejo para revertir en creciente éxodo poblacional que los aqueja.

En la REGIÓN 4 (cuenca de San Jorge y cuenca neuquina, Frontera Austral y Fueguia, Puna y Franja Somuncurense) la minería es el factor definitorio de las condiciones ambientales. Petróleo, carbón y minerales ferrosos fueron la actividad pivote que, aunque inestable, contribuyó a organizar el espacio y a alterar el ambiente.

Las zonas agrículolas, ganaderas y de explotación forestal que se localizan en la REGIÓN 5 presentan el común denominador de estar localizadas en áreas inundables. A la imposición de estas condiciones naturales que afectan al Chaco agrícola, se agregan las fuertes alteraciones ambientales que sufrirán el Triángulo paranaense y el Litoral uruguayense por la futura construcción de obras de ingeniería sobre los ríos Paraná y Uruguay.

Tucumán y los Yerbales (REGIÓN 6) son ambientes agroindustriales con una particular naturaleza que les imprime la estructura minifundista y la monocultura (caña de azúcar, tabaco).

Con rasgos similares, pero además con actividad minera y generación de energía (grandes lagos artificiales) se encuentran el NOA agroindustrial y los oasis cuyanos (REGIÓN 3). En todos los casos se registra un deterioro del tapiz vegetal y de la fauna silvestre, un uso intensivo del agua que afecta al suelo y al subsuelo. Características semejantes se registran en el valle del Río Negro y el Triángulo chubutense.

Todos los ambientes pampeanos y entrerrianos conforman la REGIÓN 8. Presentan una ..."ocupación contínua del espacio, una plasticidad para la agricultura de cereales y la cría de ganado, un paisaje íntegramente humanizado y una alta densidad de vías de circulación y centros de servicios. El tapiz vegetal ha sido casi íntegramente sustituído por la pradera de cultivo y la forestación. La fauna autóctona fue eliminada en beneficio de los ganados o las cosechas, pero se han introducido también malezas y plagas. Aunque hay sectores de suelos erosionados, los daños no son aún irreversibles." (ATLAS TOTAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA, ibid, pag 469). A esta región pueden sumarse con características semejantes la Patagonia bonaerense, el monte y la meseta mercedina.

Esta sintética caracterización de las regiones ambientales de la Argentina hace posible conocer en forma rápida las alteraciones sufridas por los biomas a escala nacional. Dentre de estas áreas -definidas por su homogeneidad a partir de sus condiciones naturales; y, el tipo y la forma en que se aprovechan los recursos- se pueden detectar problemas ambientales peculiares de las regiones que impactan sobre la sociedad.

ALGUNOS PROBLEMAS AMIENTALES ARGENTINOS

Entre los numerosos problemas ambientales que se detectan en la Argentina, describiremos algunos de ellos para poder comprender la forma en que se correlacionan factores de distinta naturaleza para actuar como disparadores de efectos que impactan de distinta manera -deterioro, agotamiento, contaminación, degradación- sobre el agua, el aire, el suelo y la vida.

1 - EL PROCESO DE DESERTIZACIÓN EN LA PATAGONIA

El proceso de desertización que se registra en la Patagonia austral es semejante a otros tantos observables a lo largo de la extensa superficie del planeta, que aquejan inmensas áreas ocupadas por ecosistemas lábiles. La conjunción de ciertos factores naturales y sociales dentro de estos sistemas naturales frágiles desemboca en procesos graves de alteración que permiten afirmar, lo que vulgarmente se conoce como "el avace de los desiertos". Un avance desencadenado y acelerado por la acción desaprensiva del hombre frente a la capacidad de carga y regeneración de los ecosistemas.

El proceso de desertización es un fenómeno de raíz natural y a la vez social. Es el producto de la combinación de variables naturales (aptitud climática, estado del tapiz vegetal, disponibilidad de aguas, morfología del terreno, crédito a los productores pecuarios, técnicas de manejo ganadero, estructura agraria, monoproducción ovina, concentración creciente de tierras, despoblamiento rural, etc.).

Las formaciones amesetadas que caracterizan a la Patagonia austral se encuentran bajo el dominio de los climas fríos pero sujetas a fuertes y permanentes vientos del oeste y sudoeste. La aridez que se registra en la zona se explica por la interposición de los cordones andinos, sobre los que caen las precipitaciones. Los vientos ya casi secos barren la Patagonia hacia el este. El tapiz vegetal resultante se caracteriza por una estepa -arbustos y pastos naturales ralos y adaptados a las condiciones de sequedad reinantes.

Desde fines del siglo pasado, la zona ha estado sujeta a la ovinicultura en gran escala. Grandes extensiones territoriales usadas para el pastoreo extensivo del ovino, que fue la actividad revalorizadora de este recurso, utilizaron este recurso natural como forma de insertarse al mercado mundial transformador de la fibra textil. Las formas de poner en producción estas tierras -la monocultura ovina con falta de rotación de las majadas en los campos, una estructura agraria polarizada- además de un sobrepastoreo excesivo condujeron a una degradación del tapiz vegetal. La acción constante de los vientos del oeste desencadenaron y acentuaron los procesos erosivos del viento sobre el suelo agrario provocando su voladura y acumulación, y la formación de médanos y dunas a barlovento de las formas del relieve.

Este proceso se vio aún más acentuado por la crisis lanera a partir de la caída internacional de los precios de la lana, ya que los productores tendieron a compensar sus pérdidas con la sobrecarga de sus campo, lo que acasionó un deterioro mayor acentuado por la crisis económica nacional que se operó durante la última década en la Argentina. Para aumentar la rentablidad, los productores laneros presionan sobre los forrajes naturales para producir más y compensar los bajos precios, las retenciones a las exportaciones y el encarecimiento de los precios de otros productos, entre otros.

2 - LAS INUNDACIONES EN LA CUENCA DEL PARANÁ-URUGUAY-PLATA

Un fenómeno recurrente y preocupante dentro de la vida de los argentinos es el que periódicamente se abate sobre una porción de nuestra sociedad, aquella localizada en áreas bajas vinculadas a los valles fluviales. Este fenómeno se repite en distintas escalas espaciales -locales o regionales- por el desborde de ríos y arroyos.

El impacto que tienen los desbordes de los ríos Paraná y Uruguay es uno de los más sentidos ya que afecta a numerosas ciudades localizadas en ambas márgentes de estos cursos, principalmente a la población de la sociedad de condiciones más marginales que encuentra en las tierras bajas, más accesibles económicamente, un lugar apto para su instalación.

La inundación representa en sí misma un problema ambiental, con factores naturales y sociales combinados para generar y acelerar el proceso hasta convertirlo en una catástrofe, por la magnitud e instantaneidad del fenómeno que alcanza a la sociedad.

Sin duda los montos pluviales excesivos caídos en las zonas intertropicales -producidos seguramente por la incidencia de la corriente del Niño (genera alteraciones atmosféricas por la penetración de aguas tropicales en zonas comunmente frías, sobre el océano Pacífico sur)- son la causa principal de estos desbordes. Pero no hay que dejar de lado en esta consideración la deforestación masiva de bosques en el sur del Brasil (para la construcción de Itaipú y para la comercialización de las especies maderables) que provoca, además del lavado de los suelos ahora desprotegidos, un escurrimiento más rápido de las agua sobre la superficie que pasan a aumentar el caudal de ríos y arroyos también más rapidamente. Ya los suelos no retienen el agua porque hay perdido su capacidad de obsorción.

Este fenómeno impacta directamente sobre la sociedad que habita en las zonas inundables (45.000 evacuados en Formosa, 2.629 en Chaco, 3.000 en Misiones, 2.931 en Corrientes, 2.095 en Santa Fe y 1.300 en Entre Ríos hasta el 2 de junio de 1992 -LA NACIÓN) e indirectamente sobre la vida de toda la sociedad regional ya que afecta al normal desarrollo de las actividades económicas.

3 - EL PROBLEMA DE LA BASURA URBANA

"La naturaleza no conoce la palabra residuo o basura porque en el proceso biológico todas las sustancias se transforman en alimento de otras especies utilizando elementos simples, como el agua, el anhídrido carbónico, las sales minerales y el sol. En el proceso natural no hay contaminación. En cambio, la actividad humana produce desechos que no sólo no logra eliminar sino que aumentan vertiginosamente. Y lo que es aún peor, produce nuevos elementos que no encuentran ninguna vía de degradación natural, contaminan el ambiente y agotan los recursos naturales. ".

"Las grandes concentraciones urbanas y la actividad industrial han creado un problema del que deben dar cuenta los mismos ciudadanos, pues a ellos pertenece la basura, son sus generadores, y la falta de disposición final en forma adecuada acarrea deterioro del ambiente, enfermedades y cada día menos lugar habitable en el planeta."

"Los gobiernos, las empresas, las instituciones intermedias y los habitantes deberían asumir responsablemente que el tema compete a todos por igual y que es necesario hacer algo pronto porque sino las ciudades se verán tapadas por la basura a corto plazo y, como apuntan muchos expertos, llegará el momento en que ningún proceso ni técnica podrá acabar con ella y sus nefastos efectos."

"Los métodos conocidos de gestión de los residuos, en aplicación desde hace décadas en Europa, Estados Unidos y también en menor medida en la Argentina, son la incineración, el relleno sanitario y el reciclaje y posterior utilización de los elementos."

"La ciudad de Buenos Aires y enh especial el conurbano bonaerense presentan algunas dificultades para la correcta disposición final de los residuos en virtud del monopolio que tiene el CEAMSE sobre el destino de la basura de los municipios involucrados y las dificultades económicas por las que atraviesan éstos, que derivaron en acumulación de deudas con el organismo estatal y la evacuación de los residuos en basurales a cielo abierto no controlados, con la consiguiente proliferación de circuitos no oficiales de recolección y reciclaje, es decir, "el cirujeo". Esta actividad, no obstante, ha demostrado que es históricamente el mecanismo más aconsejable como primera etapa de la eliminación final, y por la cantidad de gente que afecta y los valores económicos en juego, debería ser tenida en cuenta en cualquier política oficial sobre el tema."

"Los casi trece millones de habitantes de la región metropolitana produjeron en 1990, según lo procesado por CEAMSE, aproximadamente 2.200.000 ton de basura, alrededor de un 15 por ciento menos que en 1989. Según estimaciones paraoficiales, casi otro tanto se llevaría el circuito no oficial."

"Un análisis objetivo de lso resultados de las distintas experiencias realizadas en materia de eliminación de residuos inclinaría la balanza hacia los rellenos sanitarios. Esto siempre que se cumplan los requisitos esenciales de un subsuelo impermeable que preserve de la contaminación a las aguas superficiales y subterráneas, el venteo de gas que produce la fermentación y el bombeo de los líquidos que se acumulan en el fondo. Es decir, se trata de una solución de bajo costo para las ciudades que puedan disponer de grandes extensiones para estos fines."

"En la Argentina, el CEAMSE inició hace una década la construcción de una serie de rellenos snitarios aplicando nueva tecnología y bajo normas internacionales de sanidad...".

"El organismo maneja cuatro vertederos denominados Villa Domínico, González Catán, La Plata y Norte, donde deposita alrededor de 200.000 ton de basura mensuales. Los rellenos llamados Bancalari y Norte I fueron completados y se hallan clausurados. El propósito del relleno es depositar los residuos domiciliarios e industriales no peligrosos o contaminantes y recuperar luego la zona para uso exclusivamente recreativo. Si se pretende otro uso urbanístico hay que dejar pasar más de veinte años de cerrado el vertedero." (Suplemento Verde, PÁGINA 12, 31 de marzo de 1991).

La basura es un problema ambiental que se registra en todos los centros urbanos, sean de la escala que sean, desde grandes conurbanciones, como la de Buenos Aires, hasta pequeñas localidades. La acumulación y la mejor forma para el tratamiento de los residuos es un tema siempre presente en la problemática urbana y un tópico a tener en cuenta por cualquier organismo de gestión, ya que representa una amenaza para la calidad de vida de la población si no son manejados adecuadamente. Es en función de la calidad de los residuos -tóxicos, industrailes, domiciliarios, hospitalarios, radiactivos, entre otros- que las alternativas técnicas deberán ser variadas pero homogéneas en cuanto a sus fines: reducir al mínimo los riesgos que pudieran representar sobre la calidad de vida de la sociedad.

BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

BIOLOGÍA

Curtis, H. M. 1985. Biología. Editorial Médica Panamericana.

ECOLOGÍA

Brailovsky, A. 1987. Introducción al estudio de los recursos naturales. Eudeba, Buenos Aires, 273 pp.

Foguelman, D. y A. Brailovosky, 1983. Ecología y Medio Ambiente. Re. Ambiente.

Lugo, A. E. y G. L. Morris. 1982. Los sistemas ecológicos y la humanidad. Monografía de la OEA, Washington, D.C. pp: 82

Odum, E.P. 1980. Ecología: El vínculo entre las Ciencias Naturales y las Sociales. Tercera edición. Editorial Continental, México. pp: 295.

Pianka, E. 1984. Ecología evolutiva. Editorial Omega, Barcelona. 348 pp.

Prudkin N. 1984. Sistemas urbanos y su entorno natural. Boletín de Medio ambiente y Urbanización, CLACSO. Año 2, N°7 y 8: 48-61

BIBLIOGRAFÍA

  • NUESTRA PROPIA AGENDA SOBRE EL DESARROLLO Y EL MEDIO AMBIENTE.
    Comisión de Desarrollo y Medio Ambiente de América Latina y el Caribe. BID, Fondo de Cultura Económica, Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, México, 1991.
  • INFORME NACIONAL A LA CONFERENCIA SOBRE MEDIO AMBIENTE Y DESARROLLO DE LAS NACIONES UNIDAS (Resumen Ejecutivo).
    Comisión Nacional de Política Ambiental, Buenos Aires, Julio 1991
  • ATLAS TOTAL DE LA REPÚBLICA ARGENTINA.
    Centro Editor de América Latina. Dirección: Elena M. Chiozza, Ricardo Figueira y Alicia Iglesias, Buenos Aires, 1987.
  • MEDIO AMBIENTE Y CALIDAD DE VIDA. Consejo publicitario Argentino, Buenos Aires, 1991.
  • (2) La Cámara Argentina del Aerosol (CADEA) informa que los aerosoles fabricados en la Argentina "... no contienen gases CFCs que afectan la capa de ozono." (En: Folleto informativo Parque Natural y Reserva Ecológica Costanera Sur, editado por la Secretaría de Medio Ambiente de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires, con el auspicio de CADEA).

NIVELES DE ORGANIZACIÓN DE LA MATERIA

Fig. 1: Niveles de organización de la materia. Las flechas indican que a mayor nivel de organización hay mayor complejidad, requerimiento energético y tamaño de las unidades que las componen.

CADENA TRÓFICA

Fig. 2a: Cadena trófica o de alimentos, donde los organismos productores o autótrofos son consumidos por los heterótrofos herbívoros, que a su vez son comidos por los heterótrofos carnívoros.

TRAMAS TRÓFICAS

Fig. 2b: Tramas tróficas o alimenticias donde cada población puede ocupar más de un nivel trófico

CICLO DE LA MATERIA EN UN ECOSISTEMA

Fig 3: Ciclo de la materia en un ecosistema. La materia inorgánica es tomada por los productores (flecha vacía) y es transformada a través del proceso fotosintético en alimento o materia orgánica que comienza a circular por el ecosistema (flechas rellenas), y es devuelta a su estado inicial después de ser degradada por los organismos descomponedores (flecha vacía).

FLUJO DE ENERGÍA EN UN ECOSISTEMA

Fig. 4: Flujo de la energía en un ecosistema. La energía lumiínica o solar es tomada por los productores y transformada en energía química a través del proceso fotosintético, la cual circula (flechas rellenas) por los organismos heterótrofos del ecosistema. Cada nivel trófico transforma parte de la energía química en calórica a través de la respiración celular, disipándola al medio físico (flechas vacías)


Fig. 5: Ciclo del carbono. Las líneas contínuas muestran las entradas de carbono al ecosistema, mientras que las líneas pespunteadas muestran las salidas de carbono del ecosistema a la atmósfera.

CICLO DEL NITRÓGENO


Fig. 6: Ciclo del nitrógeno. Las flechas muestran la circulación del nitrógeno en el ecosistema.

CICLO DEL FÓSFORO Y AZUFRE

Fig. 7: Ciclo del fósforo (P) y del azufre (S), ambos ciclos sedimentarios. Las flechas indican la circulación de ambos elementos en el ecosistema.

CICLO DEL AGUA

Fig. 8: Ciclo del agua. Las flechas indican la circulación del agua en la biosfera.

TASA de COSECHA para un RENDIMIENTO SOSTENIDO según modelo logístico


Fig. 9a: Curva de crecimiento de una población en función del tiempo, de acuerdo al modelo logístico. La población no puede crecer más que lo que el ambiente le permite, este es el punto K. El máximo crecimiento (delta Cmax) se observa para aquel tamaño de población que coincide con la mitad de la capacidad de carga (K/2).


Fig. 9b: La curva de crecimiento se encuentra graficada como el número de individuos nuevos que se obtienen para distintos tamaños poblacionales (N). El número de individuos nacidos por unidad de tiempo corresponden a la tasa de crecimiento de la población o tasa de explotación para obtener un rendimiento sostenido. Para una población que corresponde a la mitad de la capacidad de carga, en tamaño, se obtiene la máxima tasa de crecimiento poblacional o la máxima tasa de rendimiento sostenido.

CALENTAMIENTO GLOBAL


Fig. 10: Calentamiento global por efecto del aumento en la concentración de partículas en la atmósfera.

radiación de onda corta emitida por el sol.
radiación de onda larga que emiten los cuerpos (como calor).

CO2: Anhídrido carbónico Partículas que aumentan la retención del calor en forma proporcional a su cantidad en la atmósfera[5].
CFC: Clorofluor carbonos
H2O: Moléculas de agua

AGUJERO DE OZONO


Fig. 11: La formación del agujero de ozono.
O3: moléculas de ozono en la atmósfera.
CFC: clorofuorcarbonos que destruyen al ozono.

SUCESIÓN ECOLÓGICA


Tamaño de los individuos Aumenta
Número de especies Aumenta
Número de conexiones tróficas Aumenta
Biomasa total Aumenta
Producción primaria bruta Aumenta
Respiración Aumenta
Producción primaria neta Disminuye
Estabilidad del sistema Aumenta
Preservación de nutrientes Aumenta
Rol de los descomponedores Aumenta
Tabla 1: Variación en el tiempo, al pasar de una comunidad pionera a una clímax, en las características más importantes de la sucesión ecológica.



ECOTOXICOLOGÍA Y SALUD

Introducción

La Ecotoxicología es una rama de la Toxicología cuyo nombre fue sugerido por el científico francés Dr. René Truhaut y que ha tomad amplia difusión para expresar en su neologismo la acción de los poluentes naturales y sintéticos sobre la biosfera y la cadena biológica qeu finalmente afecta al hombre y su entorno.

El avance de nuestra tecnología, según su espontáneo desarrollo, es motivo de acuciantes preocupaciones en tanto se advierten claras señales de sus efectos perturbantes en la vida de neustro planeta y, por cierto, sobre la salud física-mental y social de las poblaciones humanas.

Los problemas originados or el crecimiento exponencial de la población humana a nivel mundial, por los acelerados consumos de los recursos naturales son la consecuencia de agotamientos de las fuentas materiales y energéticas, por la contaminación tremenda y expansiva reconocida en todas las áreas del mundo en mayor o menor grado, por la satisfactoria, derivada de la urbanización desordenada y anárquica, han aparecido casi repentinamente según la percepción común y es motivo de graves preocupaciones científicas y políticas.

El desconocimiento que generalmente se tiene de los ecosistemas es paralelo a la utilización irracional y abusiva de los mismos, llegándose en múltiples circunstancias a ocasionar daños irreparables a los recursos productivos.

Efectos de la contaminación ambiental

La contaminación ambiental constituye actualmente uno de los problemas principales de la salud pública. El increible auge de la era industrial, la utilización cada vez mayor de combustibles y productos químicos, el incesante desarrollo de nuevos plaguicidas, fármacos, elementos de limpieza para el hogar, etc..., trae como consecuencia el aporte constante de contaminantes (sólidos, líquidos y gaseosos) no sólo al microclima fabril, sino también al ambiente urbano y rural.

La presencia de uan sustancia en el aire, en el suelo o en el agua es considerada contaminante cuando se demuestra que es capaz de provocar alteraciones o cambios pasajeros o irreversibles en:

  1. Animales
  2. Vegetales
  3. Edificios e instalaciones
Acciones sobre los animales: El interés por los efectos de la contaminación de la atmósfera sobre los animales se ha manifestado en genral como un corolario de la preocupación por las posibles consecuencias nocivas de las impurezas presentes en el aire, el agua o la tierra para la salud del hombre. Estos efectos pueden variar en una gran extensión, desde una simple irritación o incomodidad hasta transtornos de tal gravedad que pueden conducir a la muerte. Pueden ser pasajeros o bien provocar afecciones crónicas irreversibles.

Acción sobre los vegetales:
Los efectos de los contaminantes sobre los vegetales se manifiestan de diferentes formas, algunas muy objetivas, tales como alteraciones en el crecimiento, falta de vigor, escaso desarrollo de frutos y flores, cambios en la coloración, etc. y en otras circunstancias los vegetales pueden actuar como depósitos de contaminantes que se encuentran en el parénquima vegetal y leugo se incorporan a la cadena alimenticia con los consiguientes perjuicios para el reino animal.

Acción sobre los edificios: El efecto de los contaminantes sobre los revestimientos de piedra, ladrillos, superficies pintadas, estructuras metálicas, techos, etc., se manifiesta bajo la forma de incrustaciones bituminosas, decoloración, ampollamiento y posterior descamación, pérdida de resistencia y hasta derrumbes, que demuestran la peligrosidad que encierra la presencia de dichas sustancias en el ecosistema.

Sería realmente difícil tratar de enumerar las múltiples ssutancias que, bajo la forma de desechos industriales, cantidades residuales de envases, emisión en gases de combustión, vertidas a los líquidos cloacales, etc., configuran agentes contaminantes y agresivos del ecosistema, provocando alteraciones y cambios en distintas especies animales y/o vegetales.

En una primera aproximación, podemos tratar de clasificar a todos los poluentes en dos grandes grupos: uno que reune a todas aquellas sustancias capaces de ser modificadas ya sea por su propia reactividad química o bien por la acción de agentes físicos (temperatura, radiaciones, etc), o bien por sufrir biotransformaciones o procesos de inactivación biológica que provocan la desaparición del producto original; en el segudo grupo incluimos todas aquellas sustancias que por características estructurales no sufren modificaciones y peuden ser recicladas por los sistemas vivos sin ser alteradas. En este último grupo reconocemos como principales exponentes a los metales.

Desde el momento de su nacimiento, al iniciar su vida autónoma y entrar en contacto con el mundo exterior, el ser humano inicia también un proceso de interacción que ha de ser continuo, permanente e inevitable con múltiples y variados elementos provenientes tanto de su ambiente externo como de sus propias funciones vitales. Del resultado de cada interacción depende el que esté en equilibrio, en armonía, en adaptación o sea en estado de salud o, por el contrario, en desequilibrio, en desadaptación, es decir, en estado de enfermedad.

El desarrollo actual de la tecnología, aparte de las mejoras que introdujo en las condiciones de vida del hombre, aportó numerosas sustancias simples o compuestas que bajo la forma de contaminantes constituyen una fuente constante de estímulos externos a los cuales el hombre debe responder ajustando sus mecanismos adaptativos con el propósito de neutralizar o atenuar los efectos perjudiciales de dichos contaminantes.

Entre los contaminantes del ecosistema capaces de exceder la función adaptativa del hombre y provocar enfermedades de evolución aguda o crónica se destacan los metales, que bajo la forma de materias primas o en proceso de productos intermedios, subproductos, productos finales y materiales de desecho contaminan el ecosistema incrementando en forma significativa el riesgo de intoxicación.

Los diferentes metales en su forma elemental o bien como compuestos sencillos (sulfuros, sulfatos, carbonatos, etc.) o bien libres se hallan localizados en Áreas definidas de la corteza terrestre, generalmente bajo la superficie, de una manera estable y permanente, constituyendo minerales característicos de uan determinada región, son extraídos por el hombre iniciando a partir de ese momento todo un proceso de contaminación del ecosistema que produce en la aparición de estos metales (plomo, mercurio, talio, etc.) en el aire de las ciudades y de los ambientes fabriles, en el agua de lso ríos, mares y océanos, en el suelo de lsa zonas próximas a las ciudades, en los vegetales, en los peces, en los animales y, por supuesto, en el hombre.

La establidad e inalterabilidad característica de lso metales hace que la presencia de éstos como contaminates del ecosistema se incremente día a día, observándose un crecimiento alarmante en la concentración de algunos de ellos.

Accidentes de la gravedad del provocado por la contaminacón con mercurio del agua de la bahía de Minamata en Jaón que resultara en la ingesta de pescados con alto contenido de metilmercurio, poderoso agente neurotóxico formado por acción de las bacterias metiladoras del iodo y que tiene la particularidad de pasar a través de la barrera placentaria y excretarse por la leche materna, produjo malformaciones y secuelas neurológicas en los niños es sólo un ejemplo de catástrofe ecológica desencadenada por la liberación al medio ambiente de un contaminante fijo.

A pesar de la gran preocupación que existe en los gobiernos y en organizaciones internacionales sobre la problemática derivada de la contaminación del ecosistema, aún no existe una real concientización por parte de la industria y de la población en general, sobre la magnitud de desequilibrio del que será muy difícil salir.

El crecimiento explosivo de las diferentes actividades industriales y la ampliación constante de un enorme mercado consumidor ha favorecido la difución y propagación de contaminantes metálicos en los distintos componentes del ecosistema.

Son enormes las canitdades de productos de diferentes usos (industriales, rurales, hogareños, etc) que se vuelcan al mercado consumidor, sin un cabal conocimiento de uss riesgos toxicológicos, información ésta que lamentablemente se obtiene luego de comprobarse los daños en el hombre o su hábitat, circunstancias que hacen que recién en ese momento se implementen medidas legislativas al respecto.

Un capítulo de igual importancia configura la polución aérea y la incidencia sobre el bienestar de la población.

Polución aérea y salud

Los poluentes aéreos son gases, líquidos en suspensión y partículas sólas que están presentes en el aire que respiramos como producit de nuestra civilización.

Cada año, 200 millones de toneladas de desechos producidos por el hombre son liberados al aire, siendo las máquinas de combustión interna la mayor responsable. Las fuentes incluyen los transportes (51%), la combustión de hidrocarburos (16%), los procesos industriales (15%), misceláneas que abarca a los incendios forestales (14%) y procesos de eliminación de los deshechos sólidos (4%).

Los contaminantes urbanos aéreos producen una exposición continua debajos niveles que es parcialmente modulada por le tracto respiratorio.

La humedad de las vías respiratorias agrandan las partículas suspendidas en el aire y en el trayecto superior (ej., nariz) filtran las partículas mayores de 2 um.

Partículas extremadamente pequeñas (menores a 0,05 um) son exhaladas, mientras que las partículas entre 0,05 um y 1 um son retenidas por el alveolo.

En contraste, el fumar (ej., autopolución) es intermitente, intenso y sortea los efectos protectores del pasaje nasal.

Los poluentes actúan a menudo sinérgicamente con otros polunetes tales como el humo y agravan las enfermedades respiratorias crónicas. El impacto de fumar sobre las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas ensombrecen los efectos de la contaminación ambiental. Los síntomas relacionados a la polución puede ser de inmediato o más tardíos, por arriba de 36 horas. Tales síntomas reflejan una irritación primaria de la mucosa y disminución de la tolerancia al ejercicio en los niveles corrientes de polución. en ciertos segmentos de la población (ej. aquellos quienes sufren de enfermedad cardiovascular, asma, bronquitis crónica), pueden ser susceptibles de padecer los efectos similares a una gran polución con estos niveles corrientes.

Clasificación de poluentes

Poluentes primarios: Estas sustancias químicas son compuestos biológicamente activos que ejercen sus efectos sin necesitar de cambios, interactuando en el aire. Ejemplos: óxido de azufre (OS), monóxido de carbono (CO), óxido de nitrógeno (ON) y materias particuladas orgánicas e inorgánicas (polvos, humo, nuebla, vapores).

Poluentes secundarios: Algunos poluentes requieren conversión a una forma activa por elementos en la atmósfera. Los principales poluentes secundarios son el ozono, el nitrato de peroxiacetilo y los aldehídos (formaldehidos, acroleína). Los hidrocarburos no producen efectos adversos a la salud en los niveles ambientales aéreos; pero cuando se combina con otros poluentes, ellos forman una fina niebla que oscurece la visión. En consecuencia, la bruma vista en el smog fotoquímico es un poluente secundario (smog = "somke + fog" = humo + niebla).

Contaminantes peligrosos

Estas sustancias químicas son poluentes altamente tóxicos para los cuales son difíciles de precisar un nivel de seguridad.

Los poluentes peligrosos generalmente tienen fuentes limitadas y aparecen en pequeñas cantidades. En la actualidad dentro de esta categoría incluyen al asbesto (asbestosis, cáncer de pulmón = mesotelioma), berilio (enfermedad progresiva similar a una sarcoidosis granulomatosa), mercurio (metilmercurio = toxicidad sobre el sistema nervioso central y teratogénesis), y cloruro de vinilo (angiosarcoma del hígado, anormalidades en la reproducción).

Otras sustancias con riesgo cancerígeno incluyen al arsénico, cadmio, benceno, plutonio, manganeso, benzopirenos y otros hidrocarburos policíclicos.

Fuentes

Poluentes primarios:

El monóxido de carbono resulta principalmente de las máquinas de combustión interna y es la que mayor toneladas de poluentes ocasiona respecto de todos los otros contaminantes combinados.

Los niveles de dióxido de azufre son producidos por la combustión de fluidos fósiles en las plantas de energía de carbón y en los procesos de fundición industrial.

Las naftas contienen o,03% de azufre que pueden oxidar a dióxido de azufre. Las materias particuladas derivan de ambas fuentes: industrial y por combustión de fluidos.

Las fuentes de óxido de nitrógeno (especialmente luego de una combustión incompleta) incluyen vehículos a motor y la calefacción industrial. Al lado del tráfico de automóviles, la mayor fuente de óxido de nitrógeno es la calefacción interna, (combustión de querosene, espacios radiantes, hornallas de gas pobremente ventiladas). Los convertidores catalíticos reducen la cantidad de óxido de nitrógeno, hidrocarburos y monóxido de carbono.

Dentro de los caños de escape, estos aparatos oxidan al dióxido de azufre a trióxido de azufre que se combina con la humedad para formar ácido sulfúrico. Los autos con aparatos con convertores producen 20 a 150 veces más trióxido de azufre y ácido sulfúrico que los autos viejos sin tales dispositivos. Las máquinas diesel emiten 500 veces más trióxido de azufre y ácido sulfúrico. Este ácido es un broncoconstrictor tres veces más potente que el dióxido de azufre y produce más severos síntomas en los asmáticos.

Poluentes secundarios:

Plomo: En los procesos con plomo, fundiciones, nafta.

Asbestos: Destrucción de material que contiene asbestos, minería, establecimientos industriales.

Berilio: Industria (producción y uso del berilio)

Cloruro de vinilo: manufactura de plástico.

Mercurio: Uso industrial.

Desastres por polución aérea y smog

Ejemplos:

En las ciudades de Los Ángeles y Houston, el aire contiene poluentes primarios y secundarios, aerosoles y gases. En el año 1955, durante uan ola de calor que duró semanas, más de 247 muertes por día ocurrieron como resultado de las condiciones atmosféricas y geográficas.

Las altas montañas redujeron el flujo de aire libre a través de estas área. Una fuerte inversión térmica atmosférica redujo la elevación de los poluentes hacia las alturas, incrementando la concentración peligrosamente.

Altas temperaturas y emisión de hidrocarburos de los gases expelidos de los autos produjeron gran cantidad de smog fotoquímico. Condiciones de poco viento produce un aire estancado, que intensifica la concentración de contaminantes, que se combina con la luz solar para producir smog fotoquímico.

Generalmente, estos episodios son de corta duración y esporádicos. Estáticamente, las finas nieblas producidas por los hidrocarburos, dióxido de azufre y óxido de nitrogeno causan obviamente un aire sucio. Los agentes químicos oxidantes tienen un olor picante; la mayoría de las personas pueden detectar niveles de 0,42 ppm de dióxido de nitrógeno.

Efectos sobre la salud

Los efectos directos de la salud del smog fotoquímico son difíciles de establecer. La irritación ocular es frecuente.

A niveles corrientes de polución aérea, el smog fotoquímico puede incrementar el riesgo de ataques asmáticos en un pequeño número de pacientes susceptibles, reduce la función pulmonar luego de la exposición a largo plazo, causa irritación de mucosas y tos e interfiere con el rendimiento atlético; sin embargo, es probable que no cause incrementos en la mortalidad o una seria enfermedad.

Smog no fotoquímico:

Altos niveles de monóxido de carbono, óxido de azufre y materias particuladas con pocos poluentes secundarios ocurren más frecuentemente en el NE de USA y parte de Europa. L alta densidad de ciudades adyacentes incrementa la concentración de poluentes, al igual que en ciudades situadas en valles estrechos y largos.

Valle de Mosa: (Bélgica 1936). La gran emisión de dióxido de azufre de las plantas alimentadas por combustión de carbón se combinó con vientos suaves para producir varios miles de casos de irritación pulmonar y 65 muertes (fallo cardíaco, principalmente en ancianos).

Donora (Pensilvania 1948): Altas concentraciones de materias particuladas y emisión de dióxido de azufre de humos industriales asociados a una pobre circulación de poluentes causó un severo episodio: 20 muertes y casi la mitad de los residentes de la ciudad desarrollaron irritación conjuntival y del tracto respiratorio superior y síntomas gastrointestinales. Estos pacientes más tarde tuvieron una prevalencia aumentada de enfermedades respiratorias y una tasa de mortalidad incrementada.

Londres (Gran Bretaña 1952): Grandes concentraciones de materias particuladas y dióxido de azufre en ausencia de movimientos aéreos produjeron 4.000 muertes.

Efectos sobre la salud

Los efectos de la polución aérea dependen de la concentracón de los poluentes, duración de la exposicón y presencia de enfermedades cardiopulmonares subyacentes. Ambos: síntomas agudos y agravamiento de enfermedades crónicas, puede resultar de la exposición.

La susceptibilidad a la polución aérea urbana ocurre en infantes prematuros, el recién nacido, los ancianos, aquellos con enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas, individuos hipersensibles y fumadores excesivos.

Los efectos tóxicos sugestivos de la contaminación incluyen el deterioro del flujo espiratorio, inflamación de loas vías aéreas, producción incrementada de tos y esputo, disminución de la resistencia a las infecciones pulmonares, disminución de la tolerancia en pacientes cardíacos, cambios electrocardiográficos desfavorables, deterioro del transporte del oxígeno, irritación ocular transitoria y aumento en el promedio de muerte. La performance en el ejercicio está francamente reducida. Exposición a 0,5 ppm de ozono disminuye la performance en un 50%, que es mayor en el segundo día de exposición y mínimo en el quinto día.

El uso de antioxidantes como la vitamina E no mejora ni previene los síntomas.

Dióxido de azufre

Sulfatos y dióxidos de azufre junto a meterias particuladas y poluentes fotoquímicos agravan las enfermedades crónicas pulmonares e incrementan el riesgo de enfermedades respiratorias agudas y crónicas.

El dióxido de azufre ha sido responsable de los mayores desastres de polución aérea. En comunidades de alta exposición, fumadores y no fumadores tienen una incidencia más alta de tos persistente y producción de esputo comparado con controles en comunidades de baja exposición. Los fumadores constituyen la más importante variable de la persistencia de tos y producción de esputo.

Ozono

Esta sustancia química causa irritación ocular y bronquitis, agrava las enfermedades pulmonares crónicas obstructivas y quzás incremente el riesgo de enfermedades crónicas y agudas pulmonares, mutagénesis y fetotoxcididad. El ozono daña el tejido por oxidar rápidamente compuestos que contienen grupos tiólicos y ácidos grasos no saturados.

Los síntomas de irritación respiratoria y disminución del volumen espiratorio forzado ocurren a exposición mayor a 0,3 ppm pero ejercicios extenuantes causan estos efectos a niveles de ozono más bajos.

Óxidos de nitrógeno

Edema intersticial, proliferación epitelial, y en alta concentración, fibrosos y enfisema desarrollan luego de exposición intensa al dióxido de nitrógeno. A niveles de polución corriente, el óxido de nitrógeno es menos tóxico que el ozono y en exposición de plazo corto, probablemente no contribuyen a las enfermedades cardiorespiratorias.

Nitratos de peroxiacetilos

Se observaron síntomas de lagrimeo e irritación pulmonar.

Aldehídos (Acroleína y formaldehido)

Irritación pulmonar y broncoespasmo son ls efectos de salud observados durante la exposición a las concentraciones presentes en la atmósfera.

Hidrocarburos

No son probables efectos adversos a la salud a las concentraciones en el aire ambiental, pero estos compuestos se combinan con poluentes primarios y luz solar para formar oxidantes y nieblas.

Materias particuladas

Altera la función pulmonar en los niños.

Monóxido de carbono

Altas concentraciones deterioran el transporte de oxígeno, este puede afectar a pacientes cardíacos en días con smog, pero probablemente no ocurran efectos en individuos saludables a los niveles existentes.

Problemas de polución aérea contínua

Lluvia ácida

En años recientes, la acidez de la lluvia y de la nieve se han incrementado agudamente sobre el NE de USA y Canadá, O de Europa y Escandinavia.

El pH normal de la precipitación (5,6) es debido a la producción normal de dióxido de azufre e hidrógeno sulfurado de volcanes que son oxidados e hidrolizados a ácido sulfúrico. El óxido de nitrógeno es convertido en ácido nítrico. El incremente en la liberación de óxico de nitrógeno y óxido de azufre de los combustibles fósiles quemados han cambiado la precipitación en ciertas áreas de soluciones neutrales hace 200 años atrás a soluciones ácidas diluidas hoy.

el caso más extremo fue la presencia de lluvia a pH 2,4 (el pH equivalente al vinagre) en Escocia en 1974.

Aunque los efectos en la salud humana no se han documentado, los daños en los bosques y lagos han sido obvios. El potencia de efectos en el humano incluye la inhalación de óxido de azufre y óxido de nitrógeno así como la movilización de trazas de elementos de los suelos (ej. plomo, mercurio y aluminio).

Los esfuerzos para controlarlos han sido frustrados por el hecho que el daño ocurre a gran distancia de la fuente de polución.

Irónicamente, la construcción de grandes chimeneas han reducido la polución local pero incrementó el transporte de poluentes a áreas distantes donde forma la lluvia ácida.

Estudios controlados sugieren que el daño a la vegetación por óxido de azufre se empeora en presencia de óxido de nitrógeno y ozono. Así programas que se diseñan para reducir el problema de la lluvia ácida deben considerar el efecto de todos los poluentes aéreos.

Efecto invernadero (Acumulación de dióxido de carbono)

La concentración de dióxido de carbono aumenta alrededor de 1 ppm por año como resultado de una mayor formación (combustión de fluidos fósiles) y una menor descomposición (deforestación de bosques tropicales).

El dióxido de carbono es opaco a los rayos infrarrojos asó que incrementando la concentración reduce la capacidad de la tierra para irradiar el calor desde su superficie.

La preocupación se centra sobre los cambios resultantes en las patentes de temperatura globales y la fundición potencial de los hielos polares.

La mayoría de las ciudades y las tierras agrícolas se sitúan dentro de cientos de metros sobre el nivel del mar, en consecuencia, la elevación de los niveles del mar sería devastadora.

Capa de ozono

La capa de ozono en la estratósfera reduce la cantidad de luz ultravioleta que alcanza la tierra.

Los fluorocarbonos clorados (comunmente llamados freones) son utilizados como propelentes en aerosoles y agentes de transferencia de calor en los refrigeradores. Ellos pueden interactuar con los rayos solares y el ozono y dañar la capa de ozono.

Los freones son inertes y no existe aparentemente mecanismo de remoción natural.

Estos freones alcanzarían la estratósfera y reducen la capa de ozono. Una mayor radiación ultravioleta alcanzaría la tierra y quizás incrementaría las enfermedades como el cáncer de piel.

Conclusión:

La prevención, como en todos los aspectos de la medicina, constituye el futuro de la ecotoxicología.

Bien dijo el explorador y científico submarino J Cousteau: "Todo lo que se haga contra el agua es un crimen contra la vida". Allí, en el inicio de las fuentes naturales, reside la gran posibilidad de establecer los controles, la vigilancia y las medidas de defensa contra la contaminación.

Muchas de ellas corresponden a la agricultura y a la industria que por razones obvias, tienen las áreas mś importantes de cuidar y trabajar.

La misma tecnologia que facilita el adelanto moderno de las prácitcas rurales y beneficia al hombre aliviándole de tareas pesadas, reemplazadas por máquinas y mayor productividad con el mismo empleo de horas de trabajo (agroquímicos) debe proveer las soluciones a los problemas planteados por sus adelantos.

Ya esta en práctica y es ordenanza legal en muchos sitios la obligatoriedad del "reuso" de aguas industriales, previamente "tratadas" para su descontaminación.

La ecotoxicología, por se ciencia nueva sobre fenómenos viejos, amerita el interés y dedicación de toda la comunidad, porque, fundamentalmente, plantea problemas de transculturación y en ello va implícita una "política" que debe adecuarse al lugar, al momento y a las circunstancias, dentro de un marco psicosocioeconómico que le dé validez y realidad para alejarse de la teorización o la especulación enciclopedica y llegar a las factibilidades que se transformen en medidas accesibles, coherentes y útiles a la comunidad.

Así, la ley se adaptaría a las necesidades del hombre moderno.

Notas del revisor:

  • [1] El vinal (Prosopis ruscifolia) es un árbol nativo del norte argentino, del mismo género del algarrobo. Su madera es dura y de buena calidad, pero con la ganadería intensiva, esta especie se arbustifica y se forman matorrales sin valor maderable. Con cuidadosas tareas de manejo que incluyen raleos selectivos, esta situación se puede revertir.
  • [2] El presente trabajo fue terminado en junio de 1992.
  • [3] Se trata de compuestos distintos al N2 (nitrógeno gaseoso) presente de forma natural en la atmósfera en gran cantidad.
  • [4] Japón realiza la caza de ballenas alegando fines científicos, pero presumiblemente escondiendo razones comerciales por el alto valor de la carne de ballena para esta sociedad.
  • [5] El efecto invernadero sólo aumenta de manera proporcional a la concentración de gases de efecto invernadero a bajas concentraciones. A partir de un cierto punto, se produce un efecto de saturación, ya que la atmósfera termina de retener toda la radiación infrarroja emitida por la tierra.